martes, 6 de noviembre de 2012

La corriola del pozo

La realidad es esta:
sólo se quiere lo que no se tiene.
Con no estar es suficiente,
la verdad lo sabe muy bien,
sabe hacerse querer,
ella se oculta tras la mentira.
Somos unos asesinos
de nuestros propios deseos.
necesitamos matar,
es nuestra naturaleza,
nuestra forma de poder
seguir estando vivos,
de poder volver a desear.

La corriola del pozo

¿qué papel el del amor?
el del amor es la fuerza, solo
tan sólo por sí mismo
creado y creador
de todas las cosas
en verdad, en verdad nos dice
que sólo hay que usarlo
para que nuestra vida se haga
indecible, es decir, inefable
o infabulada.
No dicha.
No matada
por tanto
sino viva.

El mal de los sargazos,
el mar de los abrazos,
la santa onomatopeya
que libera blancas
y medias arenas del revés
dispuestas con un sol,
el dado para el suelo,
con un dicho, el dado
para el muerto
de hambre de amor de
no somos nada más
que ese cuerpo de cal
tornasolada con todos
los colores del universo.

y yo sin ti qué seré
si ni dios llega
a la doble entente
del aire y el fuego
que son la luz, la luz,
la tierra, nosotros
y el agua, el barro.

Con la luz y el barro
fabrico los candiles
de carburo hidrogenado,
esos que espantan a los alacranes,
esos que todas las noches
enciendo con una gota de agua.

siempre el agua,
siempre el amor
el que logra sacarla.

Sofía Serra ( de Los cabezos amarillos)

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.