domingo, 1 de febrero de 2015

Seres con peso



Ser de peso

Me despido de este mes de enero, de este año quizás, no obstante mi madre cumplía años un 30 de enero, tal vez de estas casi décadas de mi vida, contestando mediante carta escrita a mano a una bien hallada, sorpresivamente encontrada, misiva de un precioso amigo hallado en mi vida por ese, este (ya no sé si escribo a mano, en teclado, si en ese, este medio o este, el otro) medio digital. Las vueltas que da la vida. Algo tan rotundo y tan cotidiano para mí durante más de treinta años, la escritura a mano para comunicarse con "el otro", vuelve para encontrarse con mi afectividad, con mi expresión con la letra y hasta el dibujo de la propia palabra con los rasgos de mi grafía. De qué misterios se puebla la vida, los años que se suceden, el tiempo, que es nuestro compañero, los cambios, las revoluciones que llamamos, los sucesos, las sensaciones, los calendarios, las gobernanzas de nuestra propia alma sobre lo que no nos está dado: solo el elegir. De nuestra voluntad depende.
Claro que siempre agradeceré la oportunidad que se me ha brindado
No despreciemos los medios, sean los que fueren, cualquiera válido. Pero que ellos nunca logren hacernos olvidar lo que somos: seres vivos, seres de carne y hueso, seres con piedras, arena, papel y tinta en los bolsillos. Seres con peso.

4 comentarios:

Robín dijo...

Es menester leer con detenimiento lo que dice la canción escarabajesca pero no sin fundamento; frente a tantos manguis autodenominados "revolucionarios"; sueltos. La vil teología marxiana intenta atacar de nuevo; creen que pueden y se equiviocan por completo;
https://www.youtube.com/watch?v=AqC_Gma221M

Robín dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=BxzEeKfpyIg

Ya viene el Sol; pero de una manera cíclica y natural. No traído por un puñado de iluminados que lo único que quieren es el poder y el dinero para ellos; y nada más. Está bien que llegue el Sol; naturalmente.

Robín dijo...

Se escribe lo que se puede; inofensivamente, como un escritor de libros de bolsillo :

https://www.youtube.com/watch?v=9G6H2tQCaOA

Toda mi juventud la pasé sin entender las canciones en inglés; por no tener la letra a mano, ni detenerme a escrutarla.

Fackel dijo...

Pues no, no despreciemos los medios ni los fines. Algunos de nuestra especie prestan una atención bárbara a ambos, de tal manera que el logro de estos justifica el uso a cualquier precio de aquellos. Ya sabes, lo dicho siempre. Escribir a mano estaba bien, pero yo empecé a escribir mejor con la máquina portátil, antes del ordenata. En España no ha habido grandes caligrafías en los últimos sesenta años. No sé si el sistema educativo o qué, pero todos hemos tenido letras pésimas, aunque al principio nos esmerásemos más. Para mi pensamiento, palabra y obra escribir a máquina tradicional y posteriormente a máquina informática ha sido un hallazgo. El medio ha propiciado el fin.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.