jueves, 9 de febrero de 2012

Garzón (y yo me exilio)

Enlace a uno de tantos titulares,

http://politica.elpais.com/politica/2012/01/23/actualidad/1327315561_578421.html

Me exilio, a este puto país y sus asquerosos amos, y a sus rastreros esclavos, le pueden ir dando por donde más les duela. Me exilio por no apoyar un golpe de estado, que es de lo que me entran ganas.

Que quede aquí para vergüenza de este blog y de mí misma. Ojalá tuviera el valor de coger el camino e irme.
¡Que se queden con el cortijo, sus alambradas, su hipocresía y toda su basura!




Añado comentario de la que suscribe  en la conversación que sigue a este post en facebook:

Pero es que no es la "justicia", hablamos siempre de eso, pero el problema no es ése, el problema es la capacidad de compra y de venta del pensamiento de este país y de cada ciudadano, de la nula capacidad y sus siempre intentos y logros por más anular lo poco que nos queda en estas neuronas, de desconocimiento profundo por más escuelas que haya, de más papistas que el papa..si es que el veredicto en ley ¡no está mal!, es que una ley tiene muchas lecturas, porque así debe ser, pero este español, el español no sabe eso porque no le sale de ahí, y lo peor es la abertura de nosotros, los mismos progresistas por donde nos cuela todo lo que nos quieran meter y más. Los conchabeos no son de "la justicia", sino de una pandilla enorme de sinvergüenzas que han conseguido usurpar el nombre de "políticos" a los pocos que hayan podido serlo alguna vez. han sabido manejar el cotarro durante estos dos/tres últimos años hasta llegar a esto, COMO SIEMPRE..y no nos queda más que renegar de nuestro propios ideales y rezar por una guillotina o exiliarnos, ¿y qué eligiríamos?..ya el 15 M lo dijo: pacifismo. Dijo lo que ellos querían, porque a nadie se le mete en la cabeza que no hay revolución que no implique derramamiento de sangre. Y eso hoy, no está de moda... así de simples y baratos somos los españoles.

17 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

De acuerdo contigo...

Un abrazo.

Javier Valls Borja dijo...

Así revienten.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Aquí, a esta candela para recomponernos en cuerpo y alma,

http://sofiaserrafotografia.blogspot.com/2010/11/candela.html

eloy dijo...

Cuando la Justicia pierde
su inicial mayúscula y alcanza
la proporción de un vulgar eufemismo,
hay una uña negra que se astilla,
un cansancio repetido en el café,
una rabia más a que aferrarse,
la sombra de un anodino tumor
en todos
.. los ciudadanos
de este
... puto país.


Te acompaño en el exilio, Sofía.

Sofía Serra Giráldez dijo...

es verdad, tu poema, Eloy, que bien que lo leí...me lo llevo al blog de la fuente, con tu permiso. GRACIAS

Jorge Arbenz dijo...

Es terrible, pero parece que lo importante son los guiñoles.

isabel gutiérrez dijo...

El consuelo que me queda es berrear en las diferentes manifestaciones pro Garzón que hay en Madrid. Hablando con mucha gente, ahora estoy constatando que todos los españoles tienen, tenemos algun familiar desaparecido o represaliado por el fascismo franquista. Qué terrible todo.

Besos

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Isabel, me alegra, me conforta verte, aquí, querida amiga.
Franco fue un traidor a un gobierno legítimamente constituido por muy mal que anduviera la situación en este país por aquel entonces (no muy distinta a como andaba la cuestión en otros países de Europa, pero bueno), un militar que traicionó su juramento a una bandera (por nada que yo crea en ellas) y a la defensa de un pueblo que, en base a los fundamentos democráticos de aquel entonces (los de la segunda república española de los más avanzados) podían elegir a sus representantes políticos. Al levantarse en armas, se levantó contra todo un país, su país, y contra todos sus hermanos. Pero como el español es fratricida por naturaleza, lo somos, nos bastó que uno levantara la pistola, el responsable, para que AUTOMÁTICAMENTE todas las rencillas políticas, sociales, familiares y personales (muy abundantes en España debido al mal innato (no tan innato, fue sembrado) de este país, la puñetera envidia) las solucionáramos con la adscripción o no a su traición; conclusión: la guerra civil y un millón de muertos más todo lo que después llegó.
No, no tengo ningún familiar, de sangre al menos, ni enterrado, ni fusilado, ni desaparecido, a causa directa ni indirecta de todo aquello. Un tío abuelo político fue fusilado, alcalde Sevilla, pero esto es algo que nunca se vivió en la familia, tal vez por miedo, no sé..el caso es que no me he sentido nunca afectada, con sinceridad te lo digo, hasta muy mayor no caí en la cuenta de que fue alcalde de sevilla y fusilado.

Tampoco me hace falta nada personal para llorar. se me quedó el corazón enterrado al ir descubriendo la historia española, mucho antes, que sólo camina a base de traiciones, gónadas masculinas puestas encima de la mesa y cobardía y falta de escrúpulos a la hora de pasarse por donde buenamente pueden cualquier ley mínimamente progresista en según qué tiempos: y lo de Garzón, lo de esta tarde socava cualquier fundamento democrático y mínimamente justo: la sensación que me da, sin haber leído la sentencia , es que se han saltado a la torera la presunción de inocencia, lo cual también es habitual en este país.
No es lo mismo absolver (caso Gürtel), que condenar a alguien.

Este es el problema.

Y si ese alguien está a la cabeza de un sentimiento de necesidad de reparación emocional de todo un pueblo, clama al cielo la falta de luces de los responsables de este país.
Clama al cielo y entran ganas de llorar.
Parece que el dolor no duele, que sobre él tampoco sabemos aprender.

Un beso enorme, querida Isabel

Sofía Serra Giráldez dijo...

Pues si eso es lo que importa, todo lo que suceda, nos lo merecemos, Jorge, no hay otra lectura, lamentablemente.
Un beso

Fackel dijo...

Sofía, pocos matices se me ocurren. Ante acontecimientos así procuro contenerme. En caliente no se hacen análisis, o al menos yo prefiero ir trenzando elementos y argumentos. Y va a haber que tener templanza, porque seguirán cayendo chuzos de punta. Me impresiona tu rabia, que comparto. Tu texto menos rabioso, digamos, tiene una lógica total. ¿Lo de los españoles? Problema de no ejercitar el pensamiento, de escasa cultura política (y no política), de ignorancia, lamentable capacidad cívica, poco fortalecimiento de las independencias de los poderes públicos, etc. ¿Exagero? Te juro que quiero equivocarme. Rectificaré en cuanto vea otra actitud.

Un abrazo.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Fackel. No, no exageras, al menos comparto todo lo que dices con respecto a los españoles.
Tu sensatez de no entrar al trapo en caliente me alivia. A mí hoy se me ha ido y me siento culpable por ello, sólo tengo la excusa de que me contengo constantemente, pero tampoco es válida, bien que lo sé.
Creo que puedes imaginar cuánto te agradezco tus palabras y tu presencia hoy aquí.
(por supuesto, también siempre).
Un abrazo fuerte

Juan C. Sánchez Sottosanto dijo...

Hago un comentario que espero no hiera susceptibilidades. Nadie es profeta en su tierra, ni Jesús en Nazareth, ni Sócrates en Atenas, ni Galileo en Roma. Ni Garzón en España. Pero como argentino, me siento agradecido a Garzón: es casi un resarcimiento, dicho sea de paso, por todo el daño que España ha hecho en estos lares: desde el genocidio de los pueblos originarios -continuado por el propio Estado-Nación argentino- hasta la vergonzosa expoliación que las empresas españolas hicieron, con el amén de los gobiernos neoliberales argentinos en los '90, de nuestras empresas malvendidas y luego fundidas por las españolas en primer lugar. Y sin embargo, con la cuestión Pinochet (que Chile no supo continuar) y el inicio en España de juicios por crímenes de lesa humanidad bajo nuestra Dictadura (1976-1983), con 30000 desaparecidos y miles de niños que perdieron su identidad, la Argentina pudo continuar aquí, bajo el gobierno de Néstor Kirchner, juicios que habían sido encajonados por dos gobiernos anteriores. El resultado es que hoy hay más de 200 genocidas tras las rejas, y 800 juicios en camino. No se puede hacer historia contrafáctica, pero quizás sin ese empujón de Garzón la cosa se hubiera demorado. Ergo, la buena semilla puede caer en lugares insospechados, y para mi felicidad, cayó en la nuestra. Desde aquí, agradecidos. Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y otros organismos de DDHH apelarán ante tribunales internacionales precisamente recurriendo al principio de justicia universal que Garzón supo poner en alto. Y si Garzón ya está inhabilitado en España, no lo está en el Tribunal de La Haya, donde entró gracias a un juez argentino. Y cuando los dinosaurios del franquismo se extingan (porque inevitablemente, tendrán que extinguirse), el mito de Garzón -lo digo en sentido positivo- quizás sea recogido en su tierra por generaciones que lo merezcan. Saludos a tod@s.

Juan C. Sánchez Sottosanto dijo...

¡Pero no se metan con los putos que hasta ahora no hemos hecho nada!
(Es broma, eh, ya sé que es una expresión corriente)

Javier Valls Borja dijo...

Juan C. Sánchez Sottosanto, en mi caso te aseguro que no has herido ninguna susceptibilidad. Soy perfectamente consciente del daño que ha hecho España en algunos lugares del mundo, y que ahora continúa haciéndoselo a si misma.

Aplaudo, pues, tu comentario, y te envío un cordialísimo saludo.

Javier Valls.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Igualmente que Javier, más abajo, te digo, Juan Carlos, no sólo no me molesta lo que dices, sino que, ademas de compartirlo, te agradezco que lo hayas dejado expuesto aquí. Enriqueces este post (que empezó con mal pie usando esa palabra que en realidad, y te lo digo en complicidad de amigos que somos, no tengo ni puñetera idea de qué significa en sí más allá del masculino de "puta" y salvo que me suena a gorda y palabrota y me desahoga, :)) a la vez que ilustras a posibles futuros lectores sobre un tema que no es tan bien conocido en esta madrastra patria como debería de ser.
Es por todo ello que te doy las gracias, mi buen y querido y muy sabio amigo, lo que me enorgullece
Un beso enorme

Camino a Gaia dijo...

El pueblo que olvida su historia está condenado a repetir sus errores. Ya no es posible la duda, la unanimidad lo dice todo: los criminales y los corruptos cuentan con el respaldo del poder judicial. Pero no hay nada inesperado, es la consecuencia lógica de una transición por motivos económicos. El poder judicial está ahora donde estuvo siempre, persiguiendo a las víctimas de las atrocidades, encubriendo a los paramilitares de la falange. Es hora de declarar la insumisión al poder judicial. La obediencia ciega es lo que hace posible el fascismo.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Camino a Gaia. Completamente de acuerdo contigo.
por otro lado, hace ya alguna decena de años y pico, como dos o tres decenas, que me declaré insumisa al poder judicial VIGENTE, desde que el psoe no consiguió meterle mano para renovarlo, como sí lo hizo con el ejército. El problema es que la mayoría de los españoles no es que lo acaten, es que lo usan en su beneficio, PERVIRTiÉNDOLO. Sólo lo aceptan cuando les beneficia personalmente. Aquí no hay conciencia del bien público, sólo del particular.
para mí todas las protestas llegan tarde, pero bueno, también soy consciente de que la medida de vida humana no tiene nada que ver con el progreso del ser humano en los caminos históricos. Tiempo llegará en el que eso en lo que algunos creemos, se haga realidad, aunque hoy lo dude.
El "no tenemos remedio" se apoderó de mi mente el 15 de mayo del año pasado : ¿Cuántos españoles pagaban hipotecas?...porque yo desde luego, no, simplemente porque nunca quise vender mi vida a cambio de unos cuantos metros de vivienda "para siempre" ¿habrá peor engañifa?, y en estos días, ha echado raíces. Se me ha confirmado todo lo que sospechaba y dejé por aquí escrito como pude, pero aún hoy, no he visto a nadie de los abanderados de distintos colectivos del 15 M levantar una voz contra lo de estos días. Algunos habrá que por insumisión...pero no se están dando cuenta de que eso, ese silencio que creen mantener por actitud rebelde es precisamente el que pretendían movimientos como la falange que bien que se "adhirieron" ( y lo pongo entre comillas porque apuesto mi cabeza a que fueron los que lo promovieron para despistar de actos bárbaros y sin solución como el vivido ahora, errores monumentales históricos tan comunes en este país, por otro lado.)
Que no se critique tanto a la transición, que se aprenda, que cada español aprenda a aceptar su parte de responsabilidad y culpa en cada uno de los pasos dados por este país, para eso, hace ya treinta años, desde la transición, que vivimos en democracia (más perfecta o no, cuestión de seguir trabajando en ella).

Gracias por dejar tus palabras. Bienvenido a este lugar.
Un saludo

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.