martes, 12 de febrero de 2013

el brezo y el hombre y el bramido

el brezo y el hombre y el bramido

      Siem-
bra el
brezo en un a-
brir y cerrar de hom-
bros la vida
brusca se dobla como el nudo del castaño qué diría el árbol qué
          esconderá en su hueco que la duda escapa verde
brava como el
breve día de un verano y su
brisa del momento qué diría el tiempo si tuviera cuerpo o
brocal hasta a-
brumarme, desear a-
brazar el
brete a-
brir aquel
bronco y
bruñido escondite de mi alma amorosa
brasa
breve
brillante a-
brojo de la
brutal conciencia del error, la
broma de la vida, el trampantojo del paisaje y mi
bramido.

Sofía Serra Giráldez (De La clave está en los árboles)

10 comentarios:

Rafael dijo...

Por eso hay que escuchar a la naturaleza con los oídos del alma.
Un abrazo y feliz martes Sofía.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Sí, Rafael, por eso, así es.
Tu comentario tan acertado como siempre, aunque esta vez incides de pleno en algo que me marca: esa comunión con la naturaleza que parece impregna mi alma aunque viva sobre dos metros de asfalto...
Muchísimas gracias. Un abrazo. Feliz día para ti también.

Robín dijo...

Iba yo a comprar el pan, cuando al pasar por esta vera, pensé en traducir este último al francés; pero no me pagan adecuadamente al ingente trabajo necesario para hacerlo. Me encantan estos poemas de sonoridad inmediata; de la sonoridad de la palabra misma; de la música directa, del distanciamiento crítico y cobijo a la vez en la palabra; además de la sonoridad y del sentido general; soldada aún no conocida Sofía.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Y tiene razón, Robín, una traducción nunca está bien pagada. Ni siquiera valorada...como algunas otras cosas en esta vida, por ejemplo, su esfuerzo en el comentario, en dejar unas palabras aquí.
Me alegra que le haya gustado.
Muchas gracias.

Robín dijo...

La bruyère, l´homme et le bramement.

Ce
bran (1) sur la
bruyère ou-
vreur clin d´oeil de
brodequin (2) la vie
brusque se courbe comme le duramen du châtagnier que dirait l´arbre que
gardera-t-il en son creux dont le doute s´échappe vert
brave comme la
brève journée d´un été et sa
brise du moment que dirait le temps s´il était corps ou
brancard (3) jusqu´à m´em-
braquer (4), vouloir em-
brasser la
bruine (5) ou-
vrir ce
bric-à-brac (6) cette
brunie cachette de mon âme amoureuse
braise
brève
brillante
bruit (7) de la
brutale conscience de l´erreur,
bredouille (8) de la vie, le trompe-l´oeil du paysage et mon
bramement.


(1): "Bran" = "Salvado". He preferido no romper la sonoridad en "brrrr...", cambiando literalmente el texto, ya que sembrar en francès se dice "semer" sin el escalofrío sonoro que nos ocupa.
(2): "Hombro" = "Épaule" lo que me obliga a ser infiel de nuevo sin mirar demasiado con quién, con el objeto del respeto a la sonoridad original. He cambiado hombro por borceguí, bota. Traiciono para no hacerlo.
(3):" Brocal" de un pozo aunque no conozco la equivalencia exacta en la lengua de Descartes y Poulidor -no estoy siendo irónico, pero los segundos cuentan al igual que los minutos y las horas- se podría traducir por "parapet" o "garde-fou" de burda asonoridad ambos para el caso que nos ocupa. He elegido "brancard" que es "varal de carretera" y también "camilla".
(4): "Abrumar" es en francés "Accabler" sin sonoridad "brrrresca". "Embraquer" es un término de naútica con el sentido de finalizar un trabajo; pulirlo, completarlo.
(5): Aquí está quizás la palabra más caprichosamente traducida : "Brete" por "Bruine", que es "llovizna", en esta lengua de vecinos que nos damos la espalda con frecuencia, no nos conocemos , simplemente por lo bonito que es.
(6): He cambiado la belleza de piedra de la palabra "Bronco", con dolor por "Bric-à-brac" que es "Batiburrillo" y no es feo, pero se pierde en sentido y se pierde en fuerza.
(7): La traducción de "Abrojo" por "Bruit" que es "ruido"; es otra traducción en pérdida. De nuevo la causa de su elección es la bonita sonoridad de esa palabra -iba a decir ante mis ojos; pero creo que el hecho es objetivo- y porque un abrojo si no es fuerte es como un ruido, una ausencia de música.
(8): Es casi una "Broma" tarducirla por "Bredouille", otra preciosidad norte por norteña, que significa estar, volver con las manos vacías; hablando de esta vida, sabemos algunos bien lo que es, todo par los que lo tienen todo ya; la crítica es mía y sólo mía.

PS: Me ha gustado; Sofía, y costado al vez, trasladar este bonito poema a la lengua bárbara, que amamos, de los vecinos amables, hexagonales y poco conocidos. La semana que viene hablaremos del gobierno; es broma.

moncho dijo...

Bravo,
la Diosa Blanca persigues,
briosa
¿Sabías que roble en ruso se dice Du-
brovsky?

Sofía Serra Giráldez dijo...

Te estoy muy agradecida, Robín, y créeme, por favor, valoro en toda su medida tu magnífico trabajo, y tu esfuerzo. Es un honor para estos versos y para mí.

Sofía Serra Giráldez dijo...

No, no lo sabía, moncho, pero dime, ¿por qué precisamente nombras al roble si en el poema no aparece?...lo curioso es que el árbol que sí lo hace iba ser susituido por el roble (así lo tengo en mis anotaciones, entre paréntesis escrito, pero al final al subirlo me decidí por dejar el castaño...:)
Muchas gracias.
Me alegra verte por aquí.

Robín dijo...

Rleyendo mi torpe traducción; corrijo una falta de ortografía. Castaño es Châtaignier en franchute.Faltaba la i. Seguro que hay alguna falta más que no veo por ahora.

Robín dijo...

En una de mis notas, he utilizado la palabra "bárbara" para calificar a la lengua vecina; lo hago exclusivamente en su acepción de "bárbaro" = "extranjero". En Francia se suele llamar barbarismo a veces a los neologismos y con más propiedad a las palabras que proceden de otra lengua culturalmente colonialista, como en el caso del pérfido(1) inglés.

(1): Me refiero a que la acción de colonizar culturalmente a las demás lenguas, es en sí una acción pérfida; muchas lenguas se terminarán perdiendo y olvidando si no crean las palabras que le son impuestas por la tecnología a ultranza angloestadounidense; pero no tengo sitio suficiente en este estrecho margen -que algunas llamarían "post", imitando a los muy capaces dueños del Norte-por-Noroeste; también en Francia le llaman "post" a un comentario en un "blog" bitácora internetesco; pero ellos tienen la excusa de que correos se dice "poste" desde hace mucho- para demostrarlo.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.