miércoles, 3 de octubre de 2012

Dentro del otro "juego": Belkis Cuza Malé y Linden Lane Magazine (II)


(Llega de la anterior entrada, ESTA)

Sálvame sí, ilumina mi frente
como iluminas siempre a mediodía [...]
(Javier Sánchez Menéndez)

Cuando Padilla llegó a EEUU, lo esperaba su esposa, la también poeta Belkis Cuza Malé, que un año antes había podido salir de la isla. Allí en una “Linden lane” de la ciudad de Nueva York propuso la poeta a su esposo la idea de llevar adelante el proyecto de una revista literaria en español dedicada a recoger y promover la literatura y cualquier otro tipo de manifestación artística cubana en el exilio. El mismo Padilla no vio como factible un proyecto así, pero Belkis insistió y consiguieron sacar el primer número. Sin subvenciones, sin apoyo económico más que los que buenamente iban llegando de parte de los mismos colaboradores cuyos trabajos constituían la misma revista en sí.

En esta entrevista realizada en el  treinta aniversario de la publicación puede abundarse sobre su historia y avatares relatados por la propia Belkis. Ruego encarecidamente su lectura.


Como decía al principio, distintos avatares me han llevado al conocimiento más personal de la poeta y editora. Cuando escribo estas líneas, el correo me ha sorprendido con un envío suyo, un envío conjunto, que presupongo en otras muchas ocasiones ha sido realizado, cada vez que Belkis se ha dispuesto a preparar el siguiente número de la publicación, y que copio y hago público abajo para su mayor difusión.

Me conmueve, en el más profundo sentido de la palabra, que una poeta y una poeta exiliada cubana en EEUU haya podido seguir manteniendo la publicación durante más de treinta años. Pienso en la de revistas y publicaciones que en España aparecen y desaparecen, normalmente por falta de partidas económicas, pienso en la de cientos que se subvencionan o se han subvencionado, pienso en el esfuerzo personal como el único garante de la continuidad en una labor y un trabajo que a todos sirve, pienso en cómo la dejadez ha invadido este país desde años ha, pienso en cómo se confirma mi fundamental creencia, la de que la voluntad humana, en este caso representada por la persona de Belkis, es el único agente del que dependen los proyectos, los actos, los logros, pienso en el esfuerzo humano como el único motor posible, y pienso en cómo la apatía, la molicie y la comodidad han terminado por socavar la base de este estado de derecho llamado España que comparto casi muy a mi pesar.



Pienso en Linden Lane Magazine como uno esos tesoros escasos, escasísimos, dificilísimos de encontrar en la historia del hombre, y pienso en que ojalá su ejemplo pueda servir de modelo para muchos. No hay nada que el ser humano no pueda llevar adelante aunque sea  en solitario, como Belkis ha logrado llevar adelante esta publicación durante más de treinta años.

Quiero animar a todo aquel que mínimamente pueda a contribuir, o con su generosidad o con su sana conveniencia, es decir, que lo mueva anunciar su libro en ella o incluso su propia editorial. Se publica en EEUU, sí, pero no hay fronteras ni distancias desde que este medio existe. Conozco a muchas editoriales a las cuales les vendría muy bien poder anunciarse en una revista que llega a cientos de escritores reconocidos, y a muchos pequeños escritores, pequeños por escasa obra pública reconocida, a los que les vendría de maravilla tal como la propia Belkis sugiere, anunciar su libro en ella.

Ruego finalmente a los que leías este post tengais la amabilidad de compartirlo.


Voy recordando nubes árboles, sombra,
tiempo de amor y sueños, 
tu hermosura radiante
y la brisa que envuelve tu presencia de luz.
(Javier Sanchez Menéndez. Todos los versos reproducidos en esta y la anterior
 entrada de este blog pertenecen a su poema "Sobre la piel del mundo" (De La muerte oculta)  

Dejo aquí la portada del anterior número  de Linden Lane Magazine (verano-2012)



Queridos amigos y lectores: Estoy diseñando en estos momentos el número de otoño de Linden Lane Magazine. Para ayudar a la difusión de la literatura cubana del exilio, y en vista de que son muy pocos los que adquieren un ejemplar de la revista (ni la mayoría de los propios colaboradores).
Podrán abrirlo y leerlo a gusto. Es un regalo para que vean lo que se puede hacer sin dinero y sin apoyo oficial, ni de nadie. Los 6,000 millonarios cubanos que tiene la Florida jamás habrán oido hablar de Linden Lane Magazine, pero da lo mismo, LLM existe y está ahí en MagCloud (http://www.magcloud.com/browse/issue/429535) a la espera de los que deseen coleccionar sus números.
Por otro lado: aprovecho para invitar a los escritores todos que han publicado recientemene libros, a que aprovechen la oferta de otoño que tenemos. No pierda esta oportunidad. Un anuncio en Linden Lane Magazine no va a vender sus libros (no engaño a nadie), pero será una forma maravillosa de que queden registrados históricamente cuando hayan pasado los siglos y ya nadie se acuerde de que existió el exilio. Para entonces, los estudiosos de la literatura cubana se enterarán también de la existencia de sus libros. No habrá sido un dinero tirado a la basura, se los aseguro.
Escríbanme si desean anunciar esos libros que han publicado (y que con tanto esfuerzo y dinero han visto la luz) pero no se demoren, por favor, porque el otoño ya está a las puertas y el número de diciembre también espera.
Anímense y ayuden a Linden Lane Magazine, que es un modo de hacer patria, como decía hace miles de años aquel anuncio en la Cuba del más allá.
Lean gratis LLM en el correo adjunto. Los espero.
Muchas bendiciones,
Belkis

www.belkiscuzamale.blogspot.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Con almas como la tuya, estimada Sofía, el mundo sería más coherente, solidario y noble.

Un fuerte abrazo,
Karin

Belkis Cuza-Malé dijo...

Ay, me has conmovido, mi querida Sofía, con tu texto y la reproducción de mi nota. No me lo esperaba y por eso ha sido más que grata.
Eres tú también digna de nombrarse en esa lista de solitarios y solitarias que empujan el carretón de la literatura y el arte hacia la luz, cuando ya nadie escucha ni lee. Ojalá podamos ayudar a salvar un pedacito del alma humana.
Gracias y bendiciones, amiga,
Belkis

Sofía Serra Giráldez dijo...

Infinitas gracias a las dos, querida Karin y querida Belkis.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.