martes, 26 de febrero de 2013

Poesía de la luz

Éste es un poema en tres estrofas en el que prima el lenguaje visual aunque su fundamento es el de la palabra.
Éste es un poema homenaje a un amigo al que quiero entrañablemente.
Éste es un poema homenaje a un amigo que, creo que sin él saberlo, me ha hecho el regalo más grande que he recibido en mi vida.
Éste es un poema homenaje a un editor y a un poeta que, si no llego a encontrar, mi ánimo relacionado con el hecho escritural, su industria y su sociología, haría ya meses que habría sucumbido.

Confluyen tres figuras, las de amigo, poeta y editor, todas de suma importancia para mí. Pero hace ya muchos meses que decidí quedarme con la persona, no con su perfil social, por mucho que signifique para mí haber hallado la decencia, el rigor, el buen gusto y la ética en una parcela tan significativa de mi desarrollo vital, el de la publicación de libros. O por mucho que signifique para mí haber hallado un poeta cuya poesía, aún tan diferente de la mía, parta de la misma percepción y reflexión sobre lo que nos rodea, asimilamos y vivimos internamente. Por eso me siento completamente libre a la hora de hacer esta entrada. Porque lo único que importa son las personas. Porque sólo me interesa categorizarme como ser humano. Porque no aspiro más que a esa riqueza o triunfo.

Y desde luego teniendo como amigo a Javier Sánchez Menéndez, editor de La Isla de Siltolá, me siento  la persona más rica del mundo.


POESÍA DE LA LUZ (Desde una Puerta Real)





5 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Suscribo. En cierta medida es similar el modo en que nos acercamos al poeta, editor y persona.

Isolda dijo...

Querida Sofía: eso es lo que importa, la persona. Todo lo demás y en su caso, es mucho viene por añadidura. Me ha gustado mucho tu entrada y las fotografías.
Mil besos, siempre.

Robín dijo...

La vida alrededor; como en la casa amada fría; querida granada azul contradicción -con tradición- de tonos; siguiendo siempre al amarillo grande impasible, amable y taciturno, que estelarmente, sin alterarse, nos regala calor.

Mark de Zabaleta dijo...

La obra de un gran poeta siempre nos acerca a la persona, su mundo, su legado...

Un cordial saludo
Mark de Zabaleta

Sofía Serra Giráldez dijo...

Muchas gracias a los tres por dejar vuestras palabras aquí, queridos Amando, Isolda y Mark.
A ti, Mark, te menciono aparte porque si no me falla la memoria es la primera vez que lo haces en este blog, cuando tus palabras en el otro jamás les faltan a mis fotografías. Te agradezco el detalle doblemente.
Abrazos a los tres.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.