miércoles, 4 de abril de 2012

La llama

Correcciones El muriente


La llama


Se llama
soledad siempre soledad
me llama
indistintamente
por mi nombre o por su cara.
¿Cuál es el primer placer del corazón? :
¿Cuál, qué gozo anhela prodigar
este sirviente de guantes blancos
y robustos nudillos llamando
a la puerta sin cerradura?
Huyo de esta condena madre
-madre, con esta condena me huyen-,
el fuego de la verde selva
nada y me abrasa,
me calcine nada
a riscos y barrancos
de prendas razzias
ruede
hasta caer y dilatarme
yo en el río.
Dejar
hasta desaparecer
en el agua, no ser
ya
ni a-penas
llama.

Sofía Serra (De El muriente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.