martes, 17 de enero de 2012

Iconoclaussum

(Apunte para una posible futura Crítica, ;):
He ido percibiendo durante este largo año abundante en correcciones que compongo de distinta forma estilísticamente hablando cuando los poemas son, digamos para entendernos, más conscientemente autobiográficos o autorretratísticos. No abundan, pero en los ejemplos que he ido recogiendo se hace visible claramente, aunque no sé si solo será percibido por mí.)


(Correcciones "El muriente")


Iconoclaussum

(basado en dos iconos, uno que elegí, otro en el que me inscriben)


Con Los Beatles aprendí hambre.
Inglés también.
Cuando mataron a John lennon
en 1980,
lloré por la terrible injusticia:
Alguien who gave peace
a chance
moría víctima de la violencia.
Después me fui desenamorando de Paul.
Lentamente,
sin decepción.
Hoy sólo queda él.


With the beatles, separados
antes de mis trece años,
yo tan tarde siempre tarde tan yo,
supe de los corazones solitarios.
Nunca fue mi preferido,
aunque           mi siempre torpe-mente
cuando           buen arte encuentra
donde             le corresponde ubica
dentro             suya,
allá, en(la)cima de la colina
de la loca en lo más alto.
Debe de ser que he escalado demasiado,
yo, que padezco del mal de altura,
yo, que no le encuentro sentido a ese deporte
con cadáveres congelados como fotos finish,
hoy encuentro mi fotografía
en esa obra maestra del arte pop.
Sargenta pimienta nací
sin saberlo
encriptada
en las polichinelas de los circos ambulantes.
La morsa me acompaña.
He costumizado mi uniforme,
el de la banda de los corazones solitarios.


No importa que digas que me amas.


¿Qué tipo de estómago
bombea un corazón solitario
que no hay hambre que lo sacie?
Corazón sin anatomía que lo sustente,
como los que pintó Frida
suelta de su cuerpo,
enlazados ellos en el aire,
sin huesos —ya juntos, ya siempre juntos—
o con huesos rotos, rota ella
sin aparato digestivo,
sin siquiera colon irritable,
sólo oídos para despeñarse
ante la visión de su propia boca
corazón, corazón solo
sólo hueco para el hambre,
sólo palimpsesto de un autorretrato
antes de morir muerto de mudeces,
antes de salir salido de ingles,
¿qué boca puede alimentar
un corazón solitario
sino la que inventa
una autista de su música
para evitar el desequilibrio
del mal de altura?


Quemé naves y me incineré con ellas
para nunca/siempre –es LO mismo- volver a la orilla.
Corazón suicida,
corazón suicida,
corazón suicida.


Sofía Serra (De "El muriente")



15 comentarios:

Robín dijo...

¿ Y ese quemar de naves fue consciente y duró mucho o inconsciente en un instante y sólo después te fuiste dando cuenta de no poder navegar ?

Me alegra que te guste John, que aún a mí me sigue gustando y el grupo entero; me doy cuenta ahora que él creía que podía hablar conmigo, creo y yo estaba incapacitado de entender las maniobras que hicieron en torno a este grupo sin yo comerlo ni beberlo ni enterarme de nada y sin yo hacer nada.
Ahora recuerdo que en clase, un día, una chica, de las de la estrella 5, creo, pero yo no lo sabía entonces, me preguntó si los Beatles debían separarse; pero no contesté yo, aunque lo intenté: contestaron quienes me controlan: mi hermano putativo; u otros. Y se separaron los Beatles , sin yo desearlo, en la época de la grande "Let it be".

No publiques este comentario, Sofía, si así lo juzgas. Es para uso interno; o como tu quieras.
Si quieres lo puedes borrar.

Raúl Campos dijo...

Me ha gustado mucho, te lo digo de verdad. Si todos los poemas de El muriente son así, con Nueva Biología, ya tienes dos éxitos. Qué envidia!

Sofía Serra Giráldez dijo...

Claro que te lo publico, Robín, tú sabes que hasta hace muy poco tiempo esto estaba abierto del todo. Y no borro ningún comentario último tuyo.
Ese quemar de naves es mi forma de ser, o sea que soy yo en todo tiempo, :).
Y te contesto a esa pregunta personal porque viene al hilo del poema que es muy concreto y como decía en su introducción, cuando hablo de mí, de la persona Sofía, parece que escribo poesía más "entendible", en este lenguaje más cotidiano y práctico, y no lo hago queriendo, no, como tampoco hago queriendo utilizar otro tipo de recursos o vocabulario en el otro tipo de poesía. Son verbalidades distintas, el verbo es el camino y parece que utilizo , utiliza la poesía que pueda escribir, uno u otro según de qué "campo" hable, según a lo que se dirija ...no lo sé bien.
Me gusta que te hayas explayado con tu vivencia sobre los Beatles. Gracias por dejarlo aquí al hilo del poema. Cuando yo llegué a ellos, 13 años, ya no existían como grupo, así que todo el conocimiento que pueda suministrárseme por vivencias anteriores a la mía, me encanta recibirlos. Mi amor era Paul, me ponía hasta el reloj en la mano izquierda, :), sólo no me gustaba que tocara el bajo, porque como yo tocaba la guitarra me asimilaba más con la figura de George..en fin, que Paul no era perfecto, ;)... jaja, :D
No sé, a mí también me ha dado siempre mucha pena que se separaran..siempre se le echó la culpa a las mujeres, pero pienso que es que su camino ya estaba cumplido. La grande "let it be" lo dice muy claramente y bien.
Fue una sinergia concentrada en eso cuatro personajes que revolucionó medio mundo, y aún seguimos bebiendo de todo de lo que dejaron.
Un beso, Robín, gracias.

Sofía Serra Giráldez dijo...

No me hables de éxitos que me asusto, Raúl y soy capaz de quedarme muda y hasta desaparecer, ....:)
me alegra que te guste sin embargo, eso no tiene nada qué ver. (qué pareado más horroroso, por dios!)
No, todos los poemas de El muriente no son así, los hay más raros, peores y mejores, creo...:D..lo escribí hace un año casi justo, el poema...
No me digas lo de envidia, porfiii...¡tuyos son, hala, :), fírmalos y pa'ti, yo no quiero ná...ná más que ser bien querida, ...;)
Un beso, Raúl

eloy dijo...

Sofía, te leo siempre, aunque me cueste comentar pero esta vez me he decidido ante un poema que siendo muy tuyo parece abrir una vía distinta. Es un poema juguetón, muy rítmico y algo rebelde aunque no se lo crea. Dices que notas un cambio estilístico cuando eres más tú en tus poemas, puede ser algo inconsciente, en fin no me enrollo más, que me ha gustado y mucho.

besos

Sofía Serra Giráldez dijo...

Pues a mí me encanta que te enrolles, Eloy,...
Sí, es lo que comentaba, pero no es vía nueva, quiero decir que hace ya mucho tiempo que los escribo también así, hay muchos ejemplos en este blog, y creo que desde siempre, en realidad parece que tengo como dos vías más o menos distintas, aunque no diría yo que en esta vía sea más yo..más bien habla más de un yo asequible, el yo visible hasta por mí misma...algo así, y sí coincide con parece que una voz más rebelde..pero es que para ser rebelde hay que estar más constreñida...la otra vía me llena más como lectora y hacedora, es la más libre hasta de mí misma...
Digamos que es otro tipo de creatividad o de poesía..no sé, algo así..esto es complejo y difícil de explicar, qué te voy a decir a ti que tú no sepas, Eloy...:)
un beso...cuánto me gustó tu foto de la ventana, ¡cuánto!

Ramón Ataz dijo...

Sofía, supongo que somos muchos los que tenemos a los Beatles como referente de muchas cosas. Siempre me gustaron, desde muy pequeño, cuando, como en tu caso, ya se habían separado, y siempre fui de Lennon, al que admiro también en su carrera en solitario y me acompaña casi todos los días en el coche, en casa o en el Ipod. considero una especie de prodigio que llegaran a coincidir Paul y John en la misma ciudad y en el mismo momento, y que encima se les unieran George y Ringo, y Lennon, qué voy a decir, un personaje genial no solo en el aspecto musical. Yo he escrito un par de poemas a partir de su música, pero todavía espero escribir mi poema de los beatles. El tuyo me ha llegado, mucho.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Ramón, me alegro de que coincidamos en el gusto por los beatles. Siéndote sincera he de decirte que hace ya mucho tiempo que no los escucho, pero sí los reconozco como influyentes en su momento en mi vida, como cualquier icono que hacemos nuestro.
Me encanta verte por aquí, Ramón, muchas gracias por tu visita y tus palabras.
Un beso

Robín dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Pv3CxUKdi6o

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias, Robín.

Ilkhi Carranza dijo...

Hola, Sofía. Me gusta mucho este poema tuyo. I think that every poet is a lonely hunter with a great heart.

Zorionak, Sofía.

Abrazos entre iconos

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Ilkhi. I like you like it, and yes, I agree with you, mate...;)
Eskerrik asko.
Muxu

Robín dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sofía Serra Giráldez dijo...

Navego como puedo y no soy de nada.
Pero si me preguntas si uso mac, no tienes más que leer alguna entrada de este blog para cerciorarte.
Besos, Robín.

Robín dijo...

Sofía, no me toques los golliwogs; Feejdit me dice que eres tú con Safari (y no con Explorer ni con firefox , ni con Opera) y con sistema operativo de la manzana turbia y elitista: Apple , de Mac Intosh; la que entra cada hora y media a mi blog, 18 veces por día a no se sabe qué; ya te vale.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.