jueves, 7 de marzo de 2013

Posesión

Posesión

a veces nos
intercala el segundo
de la tristeza, mientras
tú no te miras y yo,
de vacío o de yapa,
tampoco acierto a sostenerme
sin cierta fijeza tuya
por mi escote o mis contraluces
a veces, más allá
de la miseria que galopa
trepanada por ciertos
avaros páramos,
como esos candiles
que iluminan mis manos
cuando exprimen tus nalgas,
acierto, sí, cuánto
acierto entonces
a descubrirte
casi en mi coxis.

y de mi médula
ya no consiento
que te desprendas.

Sofía Serra (De Suroeste)

2 comentarios:

c.k.a. dijo...

Quéeeeee buen poema... hermosísimo!

Robín dijo...

Nada que ver con el poema este;

"Y el sueño llegaba por un cambio de creencia" (Antonin Artaud)

Por un olvido llega el sueño, hacer como si nada fuera; la espera de una redención más que improbable de la inocencia

PS: Bonito poema el de hoy de los árboles y la natura, que no logro entender bien yo su transfondo; aunque me gusta..

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.