lunes, 15 de octubre de 2012

Signos cantores con Isolda

Tenía que llegarme de ella, que lo tiene to' bonito (el nombre, la cara y, más aún, el espíritu), de Isolda, llegarme la alegría de que Signos cantores tiene materia y existe más allá de estos líos y los otros (editar), que ya tiene una casita donde estar... ay, es que me he deshecho de alegría, siento la entrada tan... pues personal, ;)
Muchísimas gracias Isolda, ¡ah!, y no se te olvide lo que te he dicho en facebook, ¿oook?...:))) Tú léelo, que para bien o mal esos poemas ya no son míos, :).

Qué hermoso lugar lo rodea, y qué preciosa fotografía entre plantas y verdes.


Fotografía  de Isolda Wagner

3 comentarios:

Isolda dijo...

Pues sí, querida Sofía. Ya no sé si me hace más ilusión tu alegría o la mía por tener tu libro en casa. Que sí, es de verdad, que es un recién nacido y como todos, necesitan mucho cariño para irse haciendo con el. Así que ahí lo tengo en el nido, vigilándole hasta que me pida un lápiz que echarse a la boca. Eres un sol y ahí van mis besos odados de verde.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Por el respeto que me mereces te voy a ser muy sincera, querida Isolda. mi alegría es muy egoísta. Esa alegría por ver que algo por lo que he trabajado (con la ayuda inestimable) de algunas maravillosas personas) tiene consistencia física, y así, para mí, adquiere carta de naturaleza, capacidad para hacer su trabajo como yo entiendo desde mis condicionantes mentales que mejor puede hacerlo. Nunca considero a un libro como un hijo, y aún menos como a un bebé, tú discúlpame por favor la disensión..el bebé está cuando lo voy escribiendo tal vez, o en mi mente antes de ser pasado al "grafos"..una vez que el libro sale, debe ser lo suficientemente fuerte para saber volar por este mundo..si no sabe hacerlo, pues ..digamos "que le den"..:)
En este me invaden otro tipo de compromisos además del poético, que como tú sabes voy desarrollando todos los días aquí... compromisos sinceros, por eso necesito tratarlo un poco mejor, si quieres velar más por él..pero por lo que respecta a mi poesía, lo tengo muy claro, isolda, ella es la que tiene que apañárselas, y yo por supuesto cargar con sus faltas..como cuando un hijo decide independizarse..o como cuando parí a mi hijo, :)...ser consciente de que no es algo "tuyo" " de una", yo no lo poseo, sino que es algo por sí mismo, no algo "para mí"... algo para el mundo. esa es mi responsabilidad en esto, y bien gorda para esta forma de ser que tengo, ;)
Un beso ENORME

Isolda dijo...

Estoy de acuerdo con el egoísmo del que hablas, lo comprendo ¿cómo no?. La responsabilidad ha sido y es una constante en mi vida. Así que tienes razón, esos poemas ya vuelan solos. Solo queda esperar respuestas.
Otro beso, Sofía.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.