viernes, 12 de octubre de 2012

nocte parade

nocte parade

soy la muda que retorna
como un chino al engañabobos,
al avispado fraude. Trabajo
sobre hombros pequeños
signos cantores que no saben,
precavidos habitantes de la rosa,
si bifurcarán el silencio
de la madrugada, de mi madrugada,
hasta los grises líquenes.
De la niña, tú,
el clavel, cuántico azar
pernoctando sobre la soleada
techumbre.

Tan cándido, azahar,
a la noche
duermes y despiertas
a la gris aurora
donde cuerpos y sombras
son tan iguales
tan cándidos son
como tú, cuántico azahar,
signo cantor en sol
mayor de día
sobre los hombros de la rosa
sin niña ya ni la noche.

(Sofía Serra, De La dosis y la desmedida)

3 comentarios:

Karin dijo...

Espléndido, Sofía...

Miguel de la Torre Padilla dijo...

Paso por tu blog y quiero felicitarte por tan elegante poema donde autora se derrama entre letras, felicidades y seguiré pasando por tu casa virtual para ver tu foto sobre la silla y contemplar tu perro fiel amigo que decide quedarse a tus pies a pesar de ser tan solo una fotografía, desde Jaén un abrazo

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias a ambos por pasar por aquí y dejar vuestras palabras. Karin, muchos besos. Miguel, recibe mi más cálida bienvenida. Un abrazo.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.