lunes, 15 de octubre de 2012

Adiós, poetas

Adiós, poetas

I

De sol a sed
desolada
la sal
lo sabe.

ellas se habían enredado a mis manos
porque
ellas no tenían
quien las acogiera en sus manos
buenamente
ellas se vacían.
Las yerbas habían encontrado
donde desentumecer
a la muda.
Me enreda menos, mas
no lleva tu nombre.


II

Política y honestamente
tengo más
que ver
con las yerbas
que con vuestras manos

(ya, sin las tuyas o las mías,
la pradera subsiste sola)

,
malevolencia
entretanto,
entre tantos
y con nombres.


III

La única revolución pendiente
es la del individuo sobre sí.
Y la única con final feliz
para el mundo.

                                   no pidas
revolución
                  externa
cuando
                  interna
                                  no la das.

IV (Victoria)

Derrótate
entonces
conocerás
batallas
ganadas.

Sofía Serra (De La dosis y la desmedida)

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.