domingo, 1 de enero de 2012

1 de enero

1 de enero
Bendito seas, bien dicho
tu nombre de bienvenido.


Súbitamente acompaña la ojeriza
del primer plomo abatido
desde la torre albarrana,
las gaviotas puntiagudas
retozan presentes regalos
de picotazos en la basura de las muelas
del molino de aceite. Las verdes olivas
granjean por levantar el vuelo
de los mirlos que aletean a golpe
de tendido eléctrico y sostienen
con sus plumas las tijeras
con las que cortarás la nube
de la melancolía, la extraña fiera
muda, con lo que te gusta
el rugido de los nobles leones
del espacio interior de los troncos
viejos, nudosos y huecos.
beberás solitudes magníficas,
germinarán brotes de saliva
verde sobre las flores
que ya duermen buceando
amnióticamente en busca
de la primavera dormida.
Perséfone llorará por sí misma
sin tesitura de aire circundante
al malvavisco, triunfará
la pradera en lozano despertar
de aullido
de lobezno
feliz.


(Sofía Serra)

6 comentarios:

Jorge Arbenz dijo...

Magnífica manera de empezar el año, Sofía: gracias y un beso desde este noroeste de la República.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Jorge, magnífico empezarlo con la compañía de tus palabras, gracias.
Un beso desde el suroeste de la balsa de piedra, :)

Flamenco Rojo dijo...

Concierto de Año Nuevo y esta lectura...Impresionante.

Feliz Año, feliz día a día.

Un beso.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Feliz 2012, Pepe, :)
Un beso

isabel gutiérrez dijo...

Aprendiendo nuevos significados sobre la vida al leer, esta mañana vieja de año nuevo, tus potentes metáforas.

Granjeemos, con las alas del coraje, las desventuras propias y ajenas que nos traigan los próximos meses, y los nuevos lenguajes socio-económico-políticos que nos quieren imponer.

Muchos besos querida Sofía. Ya estamos en primavera.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Agradeciendo que me hayas regalado con mi mismo poema, Isabel.
Un beso, amiga.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.