domingo, 18 de diciembre de 2011

La palabra dada

La palabra dada


Compaginar
la salud de los mortales
henchidos de vértigo
sobre el precipicio de la retama
—esa que, abandonando la dehesa,
sentó sus reales en mi mesa—,
¿puede acaso cada rama
de sus elucubraciones instantes,
sueltos y me llevo suelto
y quito, suelta página
y te deslumbro a vela salva
y llama y superficialmente?


Venerar tantos quistes, tantas agujas en el cielo,
tantas grietas en la tierra, tanto secano soportado,
tanta helada desmoronando los aceites
de mis ungidas raíces y sus temblores…


Redoma de versos. Palabros
rescindidos y quincallas
que cuelgan de los andarines dedos
tiritantes bajo los guantes de goma.


… qué frío de mundo
paralizando a cada parte
de uno; y aflorarte.


Y revocarte.


(Sofía Serra)

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.