lunes, 11 de abril de 2011

Duele el dolor

Duele el dolor por más
que oigas los lamentos
los avisos
aluviaron alondras en los jardines.
Por más que lo señalen,
ellas me cantan siempre
como él.

Ni las amapolas ni
la senectud de la herida ni
la yerba verde ni el narciso.
Un único omóplato
cohabita en mi espalda
disparando contra
la ferretería de las articulaciones.
Si como Wilde me absuelvo,
responderé al diente de león
que no nace en primavera,
que sed salvaje es su nombre.

Sofía Serra, 11 abril 2011

2 comentarios:

jorge dijo...

me gustó. la primavera nutre y actúa como anti-inflamatorio o me lo parece

Sofía Serra Giráldez dijo...

Pues más me ha gustado a mí tu parecer, Jorge, que hasta me gusta más el poema y todo, fijate tú,... :).
Lo que siempre decimos, las cosas no son hasta que otros ojos no las ven...
Gracias
Un beso, Jorge

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.