domingo, 20 de junio de 2010

Poetizo guerreando contra todo hasta sin mí (Para Batania)



Rubia y rosa noche

Así que yo sin mí, y con el tercio de una vida a cuestas, me acuesto a dormir/
sobre la almohada de mis ilusiones,/
y, trabajando sobre la estera del porvenir, acierto en la diana móvil/
del silogismo de lo dispuesto, no previsto./
Complace la suerte en este mundo que permite a los alados ángeles llegar desde el cielo y posarse/
sobre las yerbas del plenilunio dorado de Agosto./
No más densa la niebla por más que se nombre,/
no más negros de feria por mucho que la bestia/
amenace, amenace y amenace/
al orden vivo de la simiente ejecutora de raíces y lugares con efervescentes rosaledas./


Las rosas, a las que sólo fotografía el aire,/
y algo, el asomo de tu aliento, combaten pétalo a pétalo/
el siniestro orden de las intenciones/
abriendo su dorada matriz al viento de los desiertos./
Rosa de sin nombre, emerges desde la caliente tierra suelta, ya construida,/
ya plenamente dispuesta/
a ser solitaria empresa/
del suelo/
con rostro/
al cielo./

Sofía Serra 15 junio 2010

3 comentarios:

  1. Hermoso poema, Sofía, eres grande entre los grandes. He hecho mía esa rosa que quiere resurgir. Besazo

    ResponderEliminar
  2. Eres grande, dí que sí, mi pequeña rosa encharcada, pero tan llena de ilusión, de ganas y de vida, contágiamela por favor ....
    Besoss
    Eva

    ResponderEliminar
  3. Vosotras sí que soy grandes amigas. Habéis hecho grande y hermoso este poema.
    Besos a las dos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.