lunes, 4 de agosto de 2014

Abisal

Abisal

Si creciera, vería
una boca enjaulada.
Quizá por eso
no quiero mirar por encima
del hombro, o no sé,
me resulta ajeno, no tuyo,
desentrañablemente
oblicuo, propio de los dioses
malignos, yo y mi versión
de ti, qué ingenuos páramos
tan llanos.
¡Y tan libres!

1 comentario:

Amando García Nuño dijo...

Cuánta sabiduría en tu mirada...
Abrazos, amiga.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.