jueves, 8 de agosto de 2013

Partida

Partida

Vengo a recordar
la venta del mensaje.
La hormigonera registra
los bramidos de tu hombría.

No hubo negación
de tu varonil muerte.
La masacre descansa
sobre pilares de blanda argamasa.
Descerebrados el mito y la joya,
sitúo sobre mi mesa
de jaspe reluciente
tu retrato.

A estas alturas de mi diosa interna
reclamo mi trozo de partida,
la salida que me pertenece.
Estoy dispuesta a compartir,
pero sólo cambio
hielo.

Quién nos ocupa que me vendo
por dos míseros reales
ojos, uno para tasmearla,
otro para pintar la
verónica de tu ensalmo
en el rostro cautivo.
La luz se ablanda
como un canal lechoso.
Es tu nombre.
Una grada insomne,
la diosa interna
se me rompe
fría.

1 comentario:

Isolda dijo...

Qué poema tan tuyo! Me lo llevo, me gusta, me gusta. Besos, Sofía

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.