domingo, 28 de julio de 2013

EL PP, RAJOY Y LA CONTRA-ÉTICA

Los odio, con toda mi alma y mi corazón. No sólo han sido capaces de quitarle la alegría a este país sino también de llevar la tristeza y el dolor hasta sus máximas consecuencias. Y siguen. El PP, la derecha, la puta derecha española, llevada al poder, ¡por tantos españoles! Por activa y por pasiva. Inocentes, inocentes esos españoles. Ignorantes, la mayoría. Indecentes, muchos. MUCHOS. Y siguen, y siguen, y siguen. Provocando dolor, y provocando dolor irreparable de por vida, sin consuelo.
Si equivocarse puede resultar fatal, pero humano, peor es decir, ¡yo no he sido! Humano, sí, pero indignante. Resumen en sí mismos la contra-ética. NO demonizo. Son humanos. Humanos con poderes que les han sido otorgados.
Ya es la segunda vez. Galicia, desastre, tragedia y PP, y Rajoy. RAJOY ¿Hasta cuándo?
Hasta cuándo vais, sí, VAIS, a seguir permitiendo que ellos NOS GOBIERNEN.

6 comentarios:

Fackel dijo...

Yo no lo permití, nunca, Sofía, y fuimos muchos quienes no quisimos. Pero...

Por cierto, no hace falta demonizar. La verdad es la verdad, la diga Agamenón o el porquero. Y la verdad sobre la Derecha española tiene muchos nombres históricos (algunos pringados de sangre) Hoy: Corrupción total. Habrá que añadir otro nuevo: Incapacidad manifiesta en su gestión.

Calma y un abrazo.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias, Fackel...por tu visita por supuesto, me alegra saber de ti, encontrarte. pero concretamente por ese "Calma y un abrazo". GRACIAS.

Robín dijo...

Pensé ¿ y ahora qué digo, en respuesta a Conocimiento ? en el sentido fuerte y noble del decir -lo digo, porqué no- no en el de llenar pasquines hinchados e inflambles (1); porque uno de los motivos por los que me gusta, con cierta y limitada modestia, estar callado, decir lo menos que uno pueda; es el no añadir más lumbre a mal hoguera; el pp y el psoe, por vil desgracia; son el mismo partido; por dolor para España que pienso y que defiendo. La orilla blanca y la otra negra; bella y gallarda Sofía; forman entre las dos un círculo, se tocan y complementan una y otra y se intercambian, pero yo elijo trás tanto y tanto engaño, la orilla del conservar lo bueno y desechar lo malo y mentiroso; marx y sus adyacentes tan aparentemente sociales, no son más que un mero y cruel engaño en lo moderno que es lo falso.



(1): Inflamables; no infamados; sería una redundancia hinchable.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Robín, la derecha española no tiene parangón, nunca la ha tenido. SU PODER. Su capacidad de manipulación, históricamente está demostrada. Y digo "derecha española" porque no sé cómo citarla ya. Reúne en su ser unos modos de comportamiento fácilmente observables: la manipulación, el ninguneo del adversario político, la mentecatez, el sentirse más allá del bien y del mal, el ultramontanismo que les lleva a despreciar cualquier intento de normalización, es decir, legislación, acuerdo entre hombres..todo esto llega desde que allá por los RRCC un poder político consiguió situarse a la altura de un poder espiritual, algo tan extra-contemporáneo para aquellos momentos. hasta el papa les pedía permiso para otorgar bulas. Anida medularmente ese "superpoder" en las neuronas, queda fijado y se sigue manifestando a lo largo de los siglos. Todos pueden mentir, todos son políticos, pero a unos les acompaña el sentirse por encima de los demás: ésta es la clave. Ésta es la derecha española. Ésta es la derecha que yo odio. Cualquier otra puedo respetarla.

Robín dijo...

Con un sordo capitán
y un piloto duermevelas
embarcamos en Xixón
noventa días de pesca.
Llevábamos dieciseis
y ninguna costa cerca.

Una tarde quiero ir
a recorrer los burdeles
del puerto pa repostar
tabaco, vino y mujeres.
El patrón no puede oir
y el piloto que no quiere.

Cogemos al capitán,
lo colgamos de una verga
y abándonamos el barco
en una isla desierta.
Después ahorcamos también
al cabrón del timonel.

A un: "¡Viva la libertad!"
saltamos todos a tierra.
Música, champan, caviar,
cigarros, ron y jalea,
hembras, vino y buen coñac (1),
hay que celebrar la gesta.

¿Dónde vamos a beber
si en la isla no hay tabernas?
¿Dónde vamos a buscar
burdeles, si está desierta?
Nos tendremos que encamar
con ratas de la bodega.

Cogemos al capitán,
lo colgamos de una verga
y abándonamos el barco
en una isla desierta.
Después ahorcamos también
al cabrón del timonel.

(1): brandy (Nota del traductor)

La poesía que precede; Sofía, que es además una canción que no me disgusta en principio, pero que no encuentro en Youtube; refleja muy bien la teoría de los cambios revolucionarios contínuos; pues si los cambios no son contínuos, no son cambios, sino costumbres y más aun: conservatismos disfrazados de revolución.

Ahorcamos al capitán y nombramos a otro, que; como la historia es una vulgar -y más que triste- repetición; ahorcaremos puesto que no deja ni mucho menos de ser capitán. Et ainsi de suite pour la gloire, l´argent et le pouvoir(2).

(2): Pour nous.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Y tienes razón, Robín, la tienes... Pero hay cosas que me pueden: el evadir responsabilidad para atribuírsela a los otros, el linchamiento, la demagogia, l manipulación... Sólo tengo esta excusa, aunque pueda no resultar suficiente.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.