jueves, 4 de abril de 2013

La quintaesencia



La quintaesencia

A donde llego

La quebradiza sostenibilidad
de un ente moribundo ajeno
a las ideas y los goces amarillos
como los figurines de teatro
a zancadillas contra el perfil
del escalón que, de pronto, se torna
verde azulado de mis maderas antiguas
y venerables. Mis lares.
Tan amados.
Tan gráficamente representados
por mis azules y mis dorados
adorables.
Quién sabe dónde se halla
la geográfica solución de todos
los embalses donde las aguas
trasladan sus sales desde el mar
hasta el huerto. mas yo me hallo
en él.

De donde vengo

Mi empréstito y desmedida y obsequiosa
descaridad hacia mis pechos.
Mi tenebrosa turgencia
contra mis propias manos
en mi vientre, mi desacostumbrada
soledad entre las caderas
y mis muslos, mi yo sin yo
cada vez que me descomprime
el miedo y ahueco el vacío
que termina donde comienza
un tú
calmo
mi risa
no sabe ya si
mi frente
me pertenece,
y entonces,
lloro.

Sofía Serra (De Suroeste)

3 comentarios:

Isolda dijo...

Impresionantes los dos, querida. A veces que dejas con la boca abierta, como hoy.
Muchos besos van para el suroeste

Rafael dijo...

Un poema con dos partes para resumir el "adonde llego" y "de donde vengo".
Un abrazo en la noche.

Amando García Nuño dijo...

A muchos de los que te leemos nos gusta el "donde estás".
Y el como escribes, como destilas las emociones en el verso, hasta dejarlas exhaustas. Un abrazo.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.