martes, 9 de abril de 2013

La exploradora occidental

La exploradora occidental

El pueblo se acercaba
flotando                     mientras llego
y no llego el sol se acaba
depositando               sus negras luces
transparentan
revientan
en cristalinas sombras
iluminando                el desconcierto
opaco y feroz la noche es
sin ausencia
clamando                   perturbar
el oeste y encamarse
en sus montañas persiste
cierta luminiscencia del océano
que arrastré en mi avenida
con sus lenguas verdes
y feraces.

vengo a decir
-te
a golpear
te
-dios.

Sofía Serra (De La exploradora)

1 comentario:

Robín dijo...

Decir, con contundencia y claridad aunque sin daño; esta es la clave. Pero el problema está en la teoría falsa de las dos orillas,la una blanca y la otra negra, en que el observador inercial se sítua sin excepción siempre en la blanca, examina estupefacto el negror definitivo; diferente; de los demás; del otro.

Aguanté veinte segundos oyendo sin escucharla, una radio esta mañana -las televisiones no se pueden ya ver; los periódicos, salvo honrosas y pocas excepciones son para leer sólo sus títulos- en la que un muerto con nombre de santo y a al vez de piedra, era alabado, ungüentado por su "altura ética" desde la orilla blanca; la de siempre; la misma orilla desde la que se señalan y se marcan las negruras de los que visiblemente no están manchados del blanco, no comulgan con la tribu, no exhiben lo que esté de moda y que se lleve. Una tiranía más de los "Modistas" (1) partidarios.

(1): "Modistas" (2): Los que creen que la moda; el color de lo que lleves y te vistas, es la verdad y esta verdad es blanca y a la vez es única. Los malos son los otros. Y vice versa, un cuento del nunca acabar por el que tantas guerras grandes y guerrillas se han librado. Que conducen a su vez a otras. Los últimos guerrilleros blancos son ahora los catalanes, que fieles al espíritu de la exclusividad y de la ¿"revolución"?, a la idea del mañana milagroso y definitivo,círculo cerrado revolución de 360 grados, para llegar al mismo punto exactamente; pero el `poder paar ellos solos; de ETA; retomando su clara antorcha;prolongando a ETA; son mejores, mucho más blancos y limpios que los demás . Esto no significa que no se pueda hablar con ellos, que todo sea irremediable. Las cosas se pueden arreglar por ambas partes y en la proporción justa y de población en liza por ambas partes.

PS1: Hay que rescatar a la soldado inocente Thatcher. No sabía probablemente ella -de verdad- lo que ella decía. Al estilo de un tal Francisco, con franqueza aquí. Y no sabía yo seguro, porque no era yo quién lo decía; lo que yo decía. Esto no significa que Thatcher estuviera más equivocada o fuera menos ética que otros muertos.

PS2: ¿ Consideraís acaso que es seguro, ilustres socios listos blancos, que la pobreza y la infelicidad son fruto directo del número de los no-pobres y de los no-infelices ? ¿ Que no tienen ética únicamente quienes no pertenezcan a la iglesia blanca vustra; blanca y mal pintada por vosotros mismos ? La semana que viene, hablaremos del gobierno..

(2): Pero no tengo nada contra la Moda, si esta es dinámica, se adapta, no es excluyente ni cerrada. Todo lo abierto e imaginativo es bienvenido.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.