miércoles, 3 de abril de 2013

Balsa-mar

Balsa-mar

bebo comuna cosaca
maldita sed a cuestas
no hay a-dios
que me la quite tinto y te
canto implorando una buena
lluvia, ácida no, por favor,
sales y pimienta, árida y dulce
me atragante esta plácida sed,
esta pálida sed de orgasmo
comunitario son
algodonosas las pezuñas
de mi yegua que camina
a la vera mía arena
soy sin saber cuándo
me crecieron las piernas.
El caminante me cruza,
hunde mi piel una
entraña consigo misma
blanda agiganto
las dormidas estrellas
ya se cierran solas
en el ojo del cíclope
dorado, ven, soldado
muerto en mí te conservo
húmedo y vivo.

Nadie conoce el otro
mundo yo sí existo.

Sofía Serra (De Suroeste)

1 comentario:

Rafael dijo...

Parece la canción de un caminante mientras pasa por la senda.
Un abrazo en la noche.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.