jueves, 14 de marzo de 2013

La presa

La presa

a nadie contar,
a todo cantar,
a nada llegar,
a todos llagar.

si el fútil y furtivo amante
deviene
a tu soliloquio de animal
enjaulado,
no visites las sienes,
auspician
cierta decencia
sólo a solas
compatible.
tú a ti te tienes
y detienes.

frío y gozoso discernimiento
en el aviso del sol naciente.

no moriré hasta que el rubor
amanezca en tus mejillas.

Y entonces no anhelaré libertad.

Sofía Serra (De Suroeste)

2 comentarios:

Rafael dijo...

Parece como una canción que al final rubrica de una manera magistral los versos: "...no moriré hasta que el rubor amanezca en tus mejillas.
Y entonces no anhelaré libertad...."
Un abrazo y feliz día Sofía.

Robín dijo...

Nos han dormido todos los cuentos, sabemos todos los cuentos y no se sabe bien lo que tu lírica cuenta entre ellos.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.