lunes, 11 de marzo de 2013

El beso

El beso

dejaré de luchar hasta que la noche
se haga luna y sin mayúsculas
por no estorbar a la mañana
acierte en el vértice de occidente,
soplo:
la avena, que aún no ha nacido
ni espigado sus delgados tallos,
se ofrece verde y valiente
a tumbarse tras el jadeo,
y, así, poder extender
la numantina acacia —espinas
y flores pequeñas y frutos enormes
como vainas de algarrobos,
las que saben a chocolate—
si claudicáramos ante
el indeciso
si decidiéramos vivir
el insaciable
con su juventud de gozos
y sombras perderíamos
lo que siempre nos obtuvo
tristes como causa o efecto:
la permanencia sólo algo absoluta
de la más sufrida necedad humana:
la envidia.
porque con un tú más desear tu bien
me dirijo hacia mis propias luces
de bestia redimida en el arcén del ocaso,
salvada y sanada
por las manos
del que cuida.

No se complicaron
la vida nuestras bocas.
terminaron su tarea
el mismo instante
en que murieron por mor
del delirium tremens,
borrachas de contenido,
de amor.

Sofía Serra (De Suroeste)

6 comentarios:

Robín dijo...

To the unknown woman;

http://www.youtube.com/watch?v=2qNbKPRUD1Q

Robín dijo...

From the unknown solytary;

http://www.youtube.com/watch?v=ysmN7dsheE8

Robín dijo...

El último teorema de Inflexible:

http://www.youtube.com/watch?v=6YI1IvwfBOs

Rafael dijo...

Supongo que cuando se besa y te besan, es como un cerrar los ojos y llenarse de todo aquello que maravillosamente rondó por tu alma, (como la poesía), por lo tanto, deduzco, que un beso es también y además de algo maravilloso, una prolongación poética, de "esa insaciable juventud" que todos, en algún momento, pudimos llevar dentro.
Un abrazo en la noche Sofía.

eloy dijo...

Buenas días, Sofía, hace tiempo que no comentaba pero te leo siempre y este poema me ha llegado dentro, con esos giros que les das a las palabras y a la estructura del poema, este poema es un viaje a no sé que lugar pero tine beso, tiene boca y lleva rebeldía. Y me gusta.

Robín dijo...

El teorema de Fermat, demostrado por Wiles, dice que sólo existen potencias iguales de tres números *enteros o naturales* a, b y c tales que la suma de 2 de ellas es igual a la tercera : a^n +b^n = c^n, (m^n significa que el número m está elevado a la potencia n, o sea multiplicado por sí mismo n-1 veces; por ejemplo m^2 = m*m (3^2 = 3*3=9; 4^2 = 4*4=16; 5^3 = 5*5*5=125)) ;que si son potencias 2, si n=2, es decir si son cuadrados. Y en ese caso , el de los cuadrados se suelen llamar ternas Pitagóricas, en referencia a que la suma de los catetos elevados al cuadrado de un triángulo rectángulo es igual al cuadrado de la hipotenusa. Por ejemplo tenemos que si los catetos de un triángulo rectángulo miden 3 y 4, la hipotenusa medirá 5 ---> 3^2 + 4^2 = 5^2 puesto que 9 + 16 = 25. Hay infinitos grupos de 3 números enteros así para las potencias cuadradas (n=2) pero ninguno para n mayor que 2, es decir para n = 3,4,5,6,.....hasta el infinito. Es lo que tardó 7 años en demostrar más casi otro año después porque algo en la demostración estaba mal, el inglés Wiles, hace unos pocos años. Pero yo estoy muy lejos de tener el nivel necesario, de auténticos especialistas en matemática, de esos monstruos de la matemática en el buen sentido, que así y todo tardan más de 7 años en demostrar algo que parece tan sencillo y fácil. Sin contar todo el trabajo que fue hecho antes de Wiles y que se necesita para llevar a bien esa demostración.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.