lunes, 25 de marzo de 2013

e-fluviales

e-fluviales

sus levas siempre plateadas,
algún ligero ven
a mi entredicho aquejado de
dolor animal —las plantas no lloran,
las plantas no lloran—, la belleza puesta
en prueba, belleza. No otra cosa
jamás tú vas
a venir hoy
ni siquiera a mi
centro nervioso
de viva techumbre
para derrochar
lágrimas o tejidos
hambrientos de mis huesos,
tan transparentes.
mi voz es otra serena
desprendida de sus alas
hasta poder caer en la minúscula
rendija de un tú que se me abre
a veces
allá en la esquina de la península
y el río y yo
tan ahogados
a penas
puedo d-oler.

¿Te llegan mis efluvios?

Sofía Serra (De Suroeste)

3 comentarios:

Robín dijo...

Tú que viajas, habla. (Yo..)

Tú que puedes, vuélvete. (El río llorando..)

¡Nos llegamos!

Robín dijo...

20(1)30(2)00(1)3(2)2(1)3(2)2(3)0(2)2(3)00(2)2(3)330(1)2(2)2(3)00(2)20(3)420(3)

Rafael dijo...

Tus letras siempre llegan querida amiga y tu poesía queda enraizada con sabor a salitre.
Un abrazo.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.