lunes, 31 de octubre de 2011

Fotografías de un futuro anterior


¿Verte y no verte venir?
Hoy este medio me ha dado una de sus pocas plenas alegrías, me ha devuelto una mirada sobre mí misma, y en ella me he descubierto trascendente e inmanente, asimilable por cualquiera que ahora me conozca, y lo que no tiene precio, asimilable por mí misma. Alguien me ha dicho: “En esencia, si hemos sido fiel a ella, somos lo mismo siempre”. Y yo digo, ese es el mérito, tal vez no de nuestro espíritu, tal vez sí. Que el tiempo suceda y no acontezca, señal de que siempre hemos sido.

Cuando me he visto fotografiada con apenas 18 años recién cumplidos, sin norte consciente sobre que esas fotos existieran, y no me he emocionado al verme más joven, sino sólo y cuando me he sorprendido rodeada de blancas palomas (léanse mis versos, vean mis fotografías), reflejada en un estanque, agua, o fumando bajo una palmera, he podido re-comprobarme, verme y verme llegar, verme, y en la otra mirada, verme seguir.

Por aquel entonces se luchaba en la Universidad de Sevilla por hacer de esa institución pública un lugar democrático en el que los mismos alumnos tuvieran opción de voz y voto. Casi acabábamos de estrenar la democracia (1980-81) en este país. Nos sentíamos ya un poco traicionados por eso que ni vivimos, la algarabía revolucionaría de mayo del 68. Ella nos cogió demasiado jóvenes, niños aún, pero cuando llegamos a nuestra madurez aún adolescente supimos recoger su testigo sin desbaratar nada de lo logrado a partir de ella.

Claro que al menos donde yo me formaba era una facultad donde se estudiaba Historia, una materia tan confundida por la mayoría, tan vilipendiada, simplemente porque, efectivamente, puede ser objeto de manipulaciones, resulta susceptible de manipulación, como todo lo humano. Lo único que sucede, y eso, los que amamos la Historia lo sabemos, es que la Historia, como la Poesía, siempre termina por demostrar lo que a ojos del hombre contemporáneo a su tiempo le resulta invisible, que la verdad del ser humano, su verdad, permanece caminando más allá de los avatares circunstanciales, y avanza, avanza como un arroyuelo recién nacido por muchos siglos que la contemplen.

Entonces nos sentíamos la generación X, la generación perdida (¿qué generación no ha tenido ese sentimiento?), pero hoy siento que ni estábamos tan perdidos ni, lo que es mejor, dimos por perdido el esfuerzo de los que nos precedieron, sino que sobre sus logros, fuimos capaces de seguir construyendo.

El autor de las fotografías que muestro, Francisco Navarro, antiguo compañero recién reencontrado en este momento, sabe más de todo aquello que yo misma. Lo recuerdo esforzándose por transmitirnos todo lo que en otras facultades del distrito universitario y de toda España se debatía. A él, a algunos más sevillanos también, pero él era nuestro delegado, le debe la facultad de Geografía e Historia de la Universidad Hispalense todo de lo que ahora DISFRUTA. A su esfuerzo, a su tesón, a su implicación. Y la facultad de Gegorafía e Historia fue una de las más implicadas en el proceso. Por Paco, siempre por Paco.

Y yo al amigo le debo estas fotografías que me han devuelto una mirada que solo tenía en nebulosa de recuerdo y palabras. Ni siquiera me recordaba con una cámara colgada del cuello por aquel entonces, y mucho menos con una guitarra en las manos, ni entre palomas blancas, ni reflejada en el agua pero puesta del derecho.
Y es que creo que algunos nos ven antes que nosotros mismos. O tal vez fuimos transparentes siempre y algún buen fotógrafo tuvo la valentía de saber retratarnos por dentro.

(Por si alguien no me identificara, yo, la morena de pelo semilargo y largo)


















Autor de las fotografías, : Paco Navarro. (Negativos escaneados)

(Nota de la autora del blog: Subo imágenes en la que aparece antiguos compañeros a los que creo no le importará. Por si acaso así fuera, no los identifico. Caso de que leáis y veáis este, si os apetece que escriba vuestro nombre en este medio, dejádmelo dicho.)


GRACIAS, PACO

(Espero todo lo que hemos hablado para el otro blog. Al fin y al cabo somos historiadores, y tú eres documento vivo de primera mano de la Institución del CADUS)

4 comentarios:

isabel gutiérrez dijo...

Madre mía, si pareces una niña recién salida de primaria. Qué tiempos. Hace días me escaneé una foto del primer carnet de la primera Escuela de Artes y Oficios en que me matriculé, en 1962. Me miro y me remiro preguntándome quién es esa niña de ojos tímidos y soñadores, algo triste y quienes somos en realidad, un ente que se metamorfosea cada segundo. La Historia creo que es precisamente es eso, cada instante en la vida de las personas, de los acontecimientos. Los instantes empleados por tu amigo Paco retratando tu bella juventud.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Que alegría me da verte en este post, Isabel, :)))

Fíjate, y es verdad lo de que menuda diferencia, pero yo, es lo que ha hecho que se me salten las lagrimas, ¡me he reconocido!...no me he extrañado, y eso, te juro que para mí sí que es un milagro, un de verdad milagro. Me reconozco plenamente...aparte de que ahora me veo más guapa, jaja...no sé, nunca me ha acompañdo la sensación esa de qué pena que hayan pasado los años...al contrario. Me siento feliz de eso y de que sin pensarlo, pueda verme...es un milagro, lo sé, es un milagro que la vida me ha concedido a través de Paco. A él se lo debo. No lo olvidaré nunca.
:) Gracias por verme aquí, a ver si charlamos que ya va siendo hora. Un beso enorme, querida amiga.

Ilkhi dijo...

Hola, Sofía. Comparto tu opinión cuando dices: "Que el tiempo suceda y no acontezca, señal de que siempre hemos sido".

Siempre he visto al participio de pasado SIDO dando sentido inexorablemente a NUESTRO infinitivo SER.

Es un placer el compartir desde la distancia esos momentos reflejo de tu futuro anterior.

¡¡¡Felicidades, Sofía!!!

Abrazos y besos

Abrazos y besos

Sofía Serra Giráldez dijo...

Muchas gracias, Ilkhi. Me alegra verte en este, así uno aún más, :), todo se integra.
Un abrazo enorme.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.