sábado, 3 de septiembre de 2011

Lagarto-lagarto

(Nueva Biología)


Lagarto-lagarto


No llego al manantial porque no vuelo.
Esta inercia transportadora de fugas y huidas
abismales, enormes
como la llaga misma
que me abandona
quieta, quieta, quieta
y muda ya sin ojos ni yerba,
ni en piel logra el tacto del agua.
Se sientan cansados los versos de una a otra roca.
Se acerca la cruel, y humana, sabandija de la indiferencia.


Sofía Serra, 2010

6 comentarios:

Jorge Arbenz dijo...

Verdad es que la indiferencia, además de sabandija, es una crueldad muy humana.
Saludos muy cordiales desde BCN.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Saludos, Jorge. Gracias por tu presencia aquí.

Charcos dijo...

me impresionó tu poema Sofia, mucho.

besicosss

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Luisa, :)..aunque suene mal dicho así, me alegra que te haya impresionado. Gracias por decírmelo.
También me alegra mucho verte por aquí.
Un beso grande

Flamenco Rojo dijo...

La indiferencia a nuestros semejantes es peor pecado que el odio...

Un abrazo.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Completamente de acuerdo, Pepe.
Un beso

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.