sábado, 29 de enero de 2011

Respuesta, última, en el post de los Addison

De las cosas que más me deprimen en el sistema de funcionamiento de algunos blogs  es ésa por la cual hay que esperar a que el administrador dé su permiso para la publicación de los comentarios que se hacen, aunque, indepedientemente de que cada uno es muy libre de hacer lo que estime oportuno, comprendo perfectamente que en ocasiones resulte muy pertinente, sobre todo si el blog tiene demasiado movimiento.
Pero como yo ya estoy bastante cansada de la cuestión y, sinceramente, ha llegado la cosa al límite donde ni allí mismo pensé que llegaría (manifiesta ignorancia y  suficiencia falseada), la doy por zanjada, y desde luego no deseo esperar hasta que alguno de los administradores de aquel blog tengan tiempo para otorgar los permisos que estimen oportunos.
Así que en este mismo momento hago pública aquí  la respuesta que acabo de dar allí al último fantasma, (manifestación sin visos de corporeidad, o lo que es lo mismo, sin datos relevantes en relación con el medio en que se viva por los cuales poder extraer identificación) que me ha respondido. 
Y doy el asunto por zanjado.
Mi respuesta:


Yo sí sé lo que es un soneto, ISBN, pero  veo que tú no sabes lo que es un son-etho.
Mira, hay una cosa por ahí que se llaman tribunales de oposiciones, masters, cursos de doctorado, institutos, colegios, en resumen, enseñanza de la cual se obtiene el privilegio de, además de obtener unos datos concretos con los que poder extraer conclusiones y respuestas por nosotros mismos, es decir , aprender, se suele adquirir formación humana básica y mínima para saber dirigirse a sus semejantes, es decir, y te explico: nociones de ética, básicas, por las que por bien hasta de uno mismo, no se va ocultando la ignorancia propia a través de erudiciones o suficiencias desprovistas de toda base. No por nada, sino porque llegado el caso, que en cualquier momento puede suceder, las insuficiencias de cada uno pueden quedar a la vista cuando menos se lo espere uno.
Aprende de donde llegó el soneto, estudia la canción siciliana, vete a la métrica latina, traduce latín, o mejor aprende a leerlo y pronunciarlo dentro tuya con su ritmo, aprende yámbico o dórico, estudia un poco de griego, a ser posible en originales de Homero, quiero decir con alfabeto griego, igual, casi sin diccionario,  intenta saber qué relación puede haber históricamente entre Sicilia y los griegos cuando les dio por colonizar medio mundo conocido allá por el siglo V a. C., y después, si quieres, hablamos del endecasílabo.
Pero antes, por favor, recuerda lo que seguro tus padres te enseñaron sobre nociones básicas de relaciones entre los semejantes, no por nada, vuelvo a repetirte, sino por tu bien mismo.
No sabía que existiera tanto ignorante disfrazado (si quieres te presto mi libreta de séptimo de egb para que recuerdes lo que es un serventesio y el soneto inglés) aficionado a la "poesía". Secuestradores, ése es el mal que padece la Poesía.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me da la impresión que el ISBN ese tiene que saber latín, jeje

Sofía Serra Giráldez dijo...

Sí, jaja..."sabía" a quien le ponía el capote delante, ;)

Beatriz Salas dijo...

Díos mío Sofía... yo venía a conocerte y de repente me encuentro leyendo aquí y allá, con los ojos como platos y casi sin respirar. A esto lo llamo yo erudicción.
La respuesta es tan completa que he tenido que decírtelo.
Plas, plas, plas...
Voy a seguir leyendo.
Encantada de conocerte!!!

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.