domingo, 16 de enero de 2011

Orbe

En Agosto escribí un poema donde introducía la expresión "ya llegó la azafrana vestida como canto", aquí. He fotografiado muchas naranjas en mi vida fotográfica, empecé con ellas en el campo hasta que seguí fotografiándolas en la ciudad. Cuando he llegado a esta serie de últimas fotografías, que para mí inauguran un nueva etapa que aún no sé si tomará aspecto en forma de nuevo poemario, se me vino al recuerdo ese verso. El teñido del azafrán es similar al del color del albero. El pistilo de la flor del azafrán es similar en color al de la naranja, van del rojo granate al naranja (he sembrado sus bulbos, y recogido sus pistilos, por eso sé de lo que hablo).  También he pintado zócalos con pinturas de color albero, en el campo. Tiene una ventaja este color, hacía que las paredes permanecieran más tiempo sin resto de las manchas que el color de la tierra suele dejar en otros (blanco, gris). El albero es un tipo de piedra, roca, sedimentaria, cuyas canteras sólo se encuentran por los alrededores de Sevilla, similar al loess que da nombre, porque lo tiñe, al río Amarillo, China)

(Esto es una verboluz. Remito a esta entrada del 2009)



Título de la fotografía: La puerta
También puede verse aquí en mi blog de fotografía


Orbe

El silencio respira desde la tumba de las sienes.


Me pertenezco hasta donde tus manos no llegan.
Todo lo demás es asunto tuyo.
En este mapa sin norte ni sur,
la última estación
pronuncia siempre
el nuevo estío.


Sofía Serra, Enero 2010

2 comentarios:

Ilkhi dijo...

Hola, Sofía. Tu verboluz es muy elocuente. Con qué claridad hablan las imágenes cuando sabemos ver/leerlas. Ya veo que en esto de crear neologismos también coincidimos. Me congratula mucho.

Abrazos entre luces y palabras.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Ilkhi... a mí me da corte hasta llamarlos neologismos, :)).
A veces pienso que, al menos en mi caso, todo es fruto de una inadaptación, el lenguaje, los vocablos, los signos comunes no nos sirven, no me sirven, y otras, las más, que con tanto uso de determinados signos se ha ido perdiendo su significado y sin querer intentas recuperarlos, adscribirles el esencial, el genuino, no se siente una expresada por h o por b.
Es un riesgo y a veces siento como una condena necesitar nuevos significantes cuando haces algo que intrínsecamente está pensado para transmitir (expresión), porque si sólo lo entiendo uno, ¿cómo el otro va a reconocer lo que significa?
:)
Buenas batallas de coco llevo con esto siempre, :)
Gracias, Ilkhi, es un placer siempre leerte, tenerte por donde ando. Me alegra que te haya parecido elocuente esta verboluz.
Un abrazo, entre luces y palabras, sí, :)

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.