martes, 4 de enero de 2011

El estado nunca es más maduro que yo, que yo al menos.



Con respecto a la ley antitabaco recientemente puesta en marcha estoy viviendo en los últimos días uno de los episodios más estresantes en esta red, internet, que para colmo, y como paradoja, no es susceptible de ser ni beneficiada ni perjudicada por los respectivos fluidos aéreos que nuestros cuerpos tengan a bien expeler.
Estresantes o tristes.
Contemplar, por un lado la reacción de los no fumadores por decreto propio, y por otro la de los fumadores con menos de dos dedos de luces.
Como deseo poder echarme  a la espalda este episodio y sé que si no expongo no terminaré de padecer internamente, me decido a hacer esta pequeña entrada. Copio en ella una frase, que escribí en mi muro de facebook, que fue sólo la primera reacción aún casi alegre al contemplar las salvajadas que iba produciendo la puesta en práctica de la ley. Después una respuesta que di en mi mismo perfil y por último un "algo" a modo de respuesta a un querido compañero de este lugar de internet al que simplemente  observo confundiendo los términos.
Pero no hablaré más. Si alguien desea hacer algún comentario esto estará abierto como siempre, pero mi silencio será radical. 
Punto y a seguir.


La frase en mi muro

...sssstupendo, ya han conseguido hacer reverdecer el auténtico espíritu nacional, ése que tan gloriosos momentos ha deparado a España en su historia: la delación del hermano, hoy, no por hereje o por rojo, no, eso ya no se lleva, sino por ser fumador. ¡¡Toma-ya!! (tomahawk, hacha de guerra)

Una de mis respuestas

Algo así quería comentarte en tu muro, los que legislan son ellos, pero lo que me preocupa de verdad es la reacción de los "legislados". No sé si pensar que España tiene "buenos" gobernantes porque exactamente dan lo que el carácter de este pueblo pide (una excusa, la que sea para poder fastidiar al hermano, ya sea por pura rabia o frustración o por pura envidia), que España tiene los gobernantes que merece, o que qué le van a dejar a hacer a los otros cuando lleguen...absolutamente todo el trabajo sucio es el que están haciendo.
La ley Sinde es una ofensa para cualquier espíritu progresista, la antitabaco podría comprenderse por razones de estado con que hubieran respetado el gusto  de cada uno habilitando la posibilidad de locales para los que fumamos. La primera no me afecta en lo personal, nunca me descargo nada, lo cogí por costumbre en el campo por la puñetera mala conexión que tenía. La segunda sí me afecta pero con no ir a los bares me quedo contenta. Allá los empresarios de la hostelería...¿me explico?...a nivel personal me dan igual las dos.
Pero que la gente no sea capz de distinguir una cosa de otra, el ser ciudadano y el ser individuo,
¿que nadie se escandalice por el espíritu que la subyace?, que favorece la ¿salud pública? de unos a costa de restringir a nivel público la libertad de otros. Que se cercene la libre circulación de posibilidad de ampliación cultural...¡cualquiera, hasta yo misma, ayudamos a engrosar este caudal con lo que sea que hagamos! y antes de que el mismísimo gobierno alentase a la denuncia con lo del tabaco, tuve que oír en esta red misma por bocas de [. . .] que delatarían al que vieran fumando en un bar...¿en qué puñetero país vivimos?, ¿qué clase de personas tenemos al lado? Es para volverse loca.
Bueno, a mí ya me han dado la enésima excusa en mi vida para hacerme apátrida, los legisladores y los que los apoyan cuando la ley se tercia a su ¿favor, sean del puñetero partido que sea. Espero no volver a caer en la responsabilidad del voto. Lo espero de verdad.
[. . .]
Para salir corriendo, te lo juro.

Lo que dejo entre corchete se debe a que como todo el mundo sabe facebook es una red restringida en el sentido de que hay que estar registrado allí para poder acceder a su contenido. Aunque no identificaba a nadie en concreto sí existía algún dato por el que al menos se podría identificar a colectivos sin nombre. Para evitar supuestos daños elimino mis palabras. Constantemente, desde hace meses, pienso en darme de baja, por segunda vez, de aquella red. Estar registrado allí es incompatible por sí mismo  con algunas cosas en las que creo; a otras las beneficia, ése es el problema, y por eso no me decido, aún.

El "algo"

Solos. 
Mis pulmones solos bendicen cruz sobre tu balance,
que el aire no está quieto.
LLamas expelen tu aliento y yo no me quejo.
Goces suscriben los amantes bajo sus cuerpos y sábana no soy.
Mas todo lo huelo.
De la inutilidad a la llaga por este mundo aplastante
creador de palabras que fabrican esta cárcel,
que tu compartes,
que tú convienes, que tú aceptas,
yo me cerceno.
Aviones que de la estratosfera lleguen
regarán con lluvia alcalina apilando
madurez de costra dura tornando
las manzanas en gigantes ruedas de molino.
Por comulgar yo no te obstruyo,
fértil y obsceno donjuan que conquistas
amor en los basureros de las parcas patrias
mientras otros a la hoguera vamos
por sólo pedir un hueco, un hueco con techo, para nuestro aire.
Yo engalano cielos con chimeneas,
tú dibujas un skyline de homogénea linde.
Sólo cuestión de gustos,
querido compañero,
sólo cuestión de libertades.


Sofía Serra, 4 de Enero de 2011

1 comentario:

Ilkhi dijo...

Volvemos a "lo que necesita este país es palo largo y mano dura para evitar lo peor" ¿Hay algo peor que este Estado policial que se está consolidando? Y la ministra Pajín animando a delatar a los infractores.

Abrazos, respirando de todo, inclusive el mal rollo.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.