lunes, 3 de enero de 2011

Anatomías I, II y III (tres brazos)

I

Nuevas amazonas,
que sois las verdaderas amazonas
montando a horcajadas del miedo,
blandiendo corazón, brazo en alto, la rosa abierta
del pecho que habéis liberado.
Sois el nuevo gran río
que al mundo revierte su cauce,
el que antes de que el frío enfilara
por territorio enclaustrado con nuestros mismos hielos
corría sembrando humedades y plantas carnívoras valientes.
Trotáis a lomos
del tren que otros llaman de la muerte,
cuando es sólo ave de paso sobre la fría estepa
que los cascos de vuestros caballos aran y calientan.

II

Hoy he encontrado mi nombre
enredado en la malla de tus nervios,
hoy he encontrado tu boca sangre
enterrada bajo el plástico
de la mascarilla de oxígeno.
Hay suicidios previstos
por la red de tortura china
donde introduzco mis prendas delicadas.
Hace tiempo que dejé de secar la colada al sol.
Me mancha la piel.
Hace tiempo que lavé a mano con agua fría.
Me duelen las falanges.
Hace tiempo que aprendí a cambiar la electro-válvula
del único soldado.
Mi cerebro fabrica repuestos para mi corazón,
que padece AIDS.

III
(A cierta moda que observo sobrevenir pseudoprestigiada ahora por mor de los nombres que la reacogen como bandera (léase merchandising), como si algo nuevo fuera)

¿Es que alguien puede poetizar sin las vísceras
de las cuales el cerebro también forma parte?
Debe ser la consecuencia lógica
del mal de las vacas locas,
aquél que dejó sin despachos de casquería
a nuestros mercados
y secó las neuronas hasta
convertirlas en esponjas, nada submarinas,
de nuestra sangre.

(Sofía Serra, Diciembre/Enero 2010-2011)

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.