sábado, 6 de noviembre de 2010

La buena suerte de un nob(v)el

No, si yo también lo pienso,  o sí, que hay gente que nace con estrella y otras estrelladas, y a algunos otros les cambia, dicen, la buena o mala fortuna, y aún dicen más, que verdad universal es que cuando a uno le conceden el Nobel suele suceder.
Y debe ser así. Hoy he percibido prueba tangible,  fotografiable  y hasta bebible de que estas sucesos acontecen, cuando de vuelta esta noche  me he topado  con este escaparate de una librería y, al fijarme, he comprobado que habían puesto, pegadito, vamos, el libro de un señor autor al lado del mío, ¡del mío! ahí, en el mejor sitio del escaparate, en todo el centro, ¡al lado del mío que acaba de salir!, repito. ¿Existirá mejor fortuna?...que baje dios y lo vea.
Digo yo, digo yo, ¡pero qué puñetera suerte ha tenido este hombre,  Don Mario Vargas Llosa, por dios! y no digamos Alfaguara que es la editorial que le publica su última novela. ¡La de libros que se van hinchar de vender  sólo porque lo han colocado al lado del mío, publicado por Bohodón Ediciones,  en todo el centrito del escaparate....ahí pegaito...¿qué habrá hecho?, ¿qué habrán hecho para merecer tamaña fortuna?...




Por si alguien duda sobre el tono de la entrada: Todavía me bota el corazón de la IMPRESIÓN y mi jodida, POR FIN, ¡¡BUENA SUERTE!!

(Hoy sí coloco todas las etiquetas posibles, HOY SÍ: señor google, ¡arranque motores!)

4 comentarios:

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Que impresión tiene que dar verdad?

Y suerte la de Vargas Llosa si señora ;)

Sofía Serra Giráldez dijo...

jaja, Gracias, Luisa, anoche al hacer la entrada creo que estaba "borracha" de la impresión que tenía encima, :D...la verdad es que aún alucino.
Un besazo

isabel gutiérrez dijo...

Bueno, que risa me he pasado.Pero no por el hecho, que es estupendo, sino por cómo lo cuentas. Sí, sí que emoción y además lo han puesto frontal al paseante, bien visible, mejor que mejor. Está como diciendo cómprame, léeme, disfrútame.

Y qué suerte ha tenido Vargas Llosa, sí señor.

Un besín.

PD. El poema anterior me ha emocionado.

Ángel Utrillas dijo...

Me parto de risa Sofía. Más, si cabe, cuando en una librería de Madrid han hecho lo mismo con el mío, justo al lado de Vargas Llosa, la diferencia es que en mi caso fui yo quien se lo dijo al librero:
Aquí, aquí, colócalo aquí a ver si alguien se equivoca y se vende alguno.
Si puedo hago una foto y te la mando.
Un besazo.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.