lunes, 2 de octubre de 2017

Verdades como sangre



Hervales

Hierve la sangre al roce
de las yerbas con las venas
guías se sostienen
colgadas del suelo
y de su boca llena
de dientes y de sangre.

La carne que domesticamos
huye de otras bocas,
pliegan alarido al comprobar
que no somos verdes sino rojos,
—tan sabia la naturaleza, tan sabia—
congénitamente congelados
en esta puerta de escape.

El campo pose
e el
don-de la
anti-mate
ria.
Nada es lo que parece.
En lo muerto hay vida.
En lo vivo hay suerte
de extinción de ruina
o de muerte. La carne
es verde y la verdad
bien
roja como la sangre.

(De "Extinción de ruina")

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.