viernes, 25 de octubre de 2013

Yo maqueté "Medición de la pampa", de Juan Carlos Sánchez Sottosanto

Yo maqueté "Medición de la pampa", de Juan Carlos Sánchez Sottosanto

Dando, dando y dando. Más de cuatro años han pasado desde el momento en que descubrí su blog. Más de tres disfrutando de su amistad. Casi cinco años de constantes regalos que me llegan desde la generosidad de su espíritu, del compromiso de su humanidad, de sus vastísimos conocimientos, de su casi inabarcable inteligencia y sentido poético de las cosas.

Traductor, ensayista, articulista, escritor de una novela que más que novela es una joya poética, sociólogo, casi doctorando en Teología (ha abandonado los cursos de doctorado harto de las raseras políticas educativas), bibliófilo expertísimo, inconmensurable lector, bibliotecario y POETA.
Y mi amigo.
Mi tesoro.

Logré encontrar hace esos años la figura que perseguía hallar desde creo que mi más tierna infancia, ese padre cultural, un autor con todas las letras que fuera capaz de llenar mi hasta insidiosa búsqueda de la unión en un ser humano de lo mejor de él según mi punto de vista: la capacidad creadora, la analítica y racional y la ética. Lo hallé en él. En Juan Carlos Sánchez Sottosanto. Para mí es mi hermano pequeño y, a la vez, me siento como su hija.
Haber podido maquetar su Medición de la pampa ha sido otro de esos dones que la confianza de su amistad me ha regalado.

La pampa es como el campo, el campo es la pampa, vuelvo a repetir como un soniquete esas palabras de algunos de mis versos. Salvo por su medida, digo ahora. La casi infinitud comparada con la pequeña extensión por donde yo me muevo y a la que me siento unida. Las fuerzas telúricas son las mismas. Y hasta los árboles (esos dos pequeños ombúes que este verano he sembrado queriendo sustituir al otro que ya se perdió). La tierra gobierna más allá de todos los avatares humanos.

Quien tenga la valentía de acoger este libro entre sus manos detectará fundamentalmente algo: Juan Carlos logra medir la pampa. Lo consigue haciendo lo único que un poeta puede hacer, navegando por sus propias profundidades (subterráneas, submarinas y hasta culturales). JC logra establecer tan exacta medida de la pampa, así, con exactos también y exquisitos versos, que hasta puede despedirse de ella. De sus raíces, de su Dolores querida y hasta de su madre.

Se ha de disponer de un corazón y un espíritu in-mensurable para haber podido medir la pampa desde un grafos tan pequeñísimo como es el de una letra escrita, como estas que se juntan para intentar hacer llegar a quien esto lea la medida del valor de este libro.

Como creo en Juan Carlos como persona, como creo en él como poeta, como es mi amigo, mi queridísimo amigo, todo lo que yo pueda decir sobre el libro más que favor le hará daño. Así, hoy por hoy, funciona este mundo socio-literario. Quiero pelear siempre contra ello, por eso me resistía a hacer una entrada sobre un libro en el que creo desde todos los puntos de vista. Pero al final no puedo hacer otra cosa que esto que hago, serme fiel. Ser fiel a mis necesidades. Intentar hacerle justicia desde mi mínimo poder.

Este libro es una corona que su amistad me ha regalado. Haber podido participar en él y poder anunciarlo conociéndolo casi tan bien como el propio autor, mi cetro.
El poder.
No deseo otro.

Ya habrá ocasión de compartir algún poema del mismo. Hoy termino este anuncio con el final del libro, su colofón, escrito por mí, claro, hace poco más de un par de semanas. Allí en el campo, sí. Allí en la pampa.

Este libro, Medición de la Pampa,
publicado por ICE,
se terminó de editar
el día 7 de octubre de 2013,
una apacible noche
de blancas encinas, grises olivos,
y dos verdes ombúes.



El libro se puede adquirir AQUÍ

6 comentarios:

Robín dijo...

Medir es comparar con algo que no varíe caprichosamente: un centímetro, un gramo, algún segundo furtivo aunque constante. Las palabras también han de medir lo que pensamos y lo que transmitimos a los otros; hablamos o escribimos; escribir suele ser más valorado porque es una segunda instancia del hablar; posada por el tiempo, librada de la atadura del directo; del tiempo real sin tiempo para el poso; han de procurar ser sino constantes, exactas en lo posible en sus significados. Esta es la gran tarea por hacer, que vio bien aquél matemático inglés, más conocido como escritor; que las palabras han de querer decir lo que ellas dicen; miden; no lo que los que tienen el poder -cualquiera que sea ese poder; incluso si se dice a sí mismo (y miente, claro) socialista- quieren que digan. Las palabras son medida y han de serlo.

Robín dijo...

Me alegro que los presos de ETA estén siendo liberados después de años y años de condena. No porque quiera yo romper a España en mil pedazos, como Mas, el catalán que Sobra tanto, que continúa impunemente los crímenes de la banda independentista y usurpadora de **identidades de otros**-su auténtico valedor justificador- a la vez que mienten ambos sobre el mañana milagroso; nos engañan; que lo cambiará todo a mejor porque ellos son mejores según ellos, sólo porque ellos lo dicen y eso basta según ellos -eso es lo que es la falsa y mentirosa izquierda actualmente, socialista o de otros sabores-; y eso es precisamente ¿¿"el fascismo"??, que ellos dicen combatir y que es de otros; que es los otros como el infierno es siempre ajeno; pero es de ellos y lo ocultan.

Y me alegro porque no debe haber lugar en un país Grande y que aspire a seguir siéndolo, como España, a venganzas cortas, siempre que la paz y el equilibrio perduren, definitiven y justen sin excesos.

PS: Comoen la mayoría de las cosas, yo no he sido el responsable de esa liberación de presos, sólo estuve de acuerdo con mi ex compañera -y traidora- Ver´çonica Baker. Ella lo ha hecho todo -también todo lo malo-; con esto sí estoy de acuerdo.

Robín dijo...

Donde dije digo: ""PS: Comoen la mayoría de las cosas, yo no he sido el responsable de esa liberación de presos, sólo estuve de acuerdo con mi ex compañera -y traidora- Ver´çonica Baker. Ella lo ha hecho todo -también todo lo malo-; con esto sí estoy de acuerdo.""



digo lo siguiente:

PS: Como en la mayoría de las cosas, yo no he sido el responsable de esa liberación de presos, sólo estuve de acuerdo con mi ex compañera -y traidora- Verónica Baker. Ella lo ha hecho todo -también todo lo malo-; con esta liberación de presos para afianzar la paz y lo que es justo; **sí estoy de acuerdo**

Robín dijo...

Yo no he cambiado para nada en absoluto. Sigo esperando un cambio *a equilibrio mejor* del mundo -que no hay que llamar nunca más ya (revolución = volver a un mismo y triste punto) , que ahora sé **con total y plena seguridad** que no vendrá por el lado de los **zurdos**. Los que sí cambiaron y mucho fueron los que escribieron el texto de la Constitución Española -que yo voté, para salir del terrible **error** franquista y dar una oportunidad a mi país- y en contra de la opinión de los vascos que están ahora siendo liberados, o de sus amigos, que me pedían -porque sabían que yo venía de la pobreza poco soportable de la América India y Española del sur del río Grande y tenía **equivocadamente** simpatías revolucionarias y guevaristas, que no la votara, porque se sobreentendía que los únicos revolucionarios posibles en España eran los vascos de ETA y sus acólitos políticos; que nos liberarían de todo a todos; ***milagrosamente*** y con el crimen; todo a la vez.
Y termino. Cambiaron mucho los que escribieron e inducieron una Constitución tan maja y tan garantista y legalista, que a los cuatro días cambiaron su estilo y espíritu en el Código Penal para garantizar que los malos -que sí algunos son malos; pero ni están todos en la cárcel los que son; ni son malos todos, en la cárcel, los que están- se pudrieran en ella. Hay que ser más dúctiles por ambas partes, que por otra parte -y redundante- no están tan claramente separadas como quieren hacernos creer los partidos e ideologías de toda índole.

PS: Pero tiene razón el Portugalujo (de Portugalete; aquí al lado de Vil Vaho, en Vizcaya) Corcuera; ex ministro del Interior, sindicalista y ¿¿¿"socialista"??? al decir el otro día por TV que si ellos decidieron alargar las penas de cárcel de los terroristas (fueron los ¿"socialistas"?, en efecto); los estadounidenses eran mucho peor; los liquidaban extrajudicialmente sin más, con aviones drones u de otra forma. Ambas cosas, el terrorismo contra estadosunidos u otros países y las ejecuciones extrajudiciales o los interrogatorios de la misma especie de personas que han sido raptadas por los servicios *militarizados-secretos* de Obama -un presidente que odia (no sólo por eso; por todo lo demás) será siempre un pésimo e indigno presidente- en porta-aviones militares estadounidenses en aguas internacionales, ***deben de cesar ambos a la vez***. Ni terrorismo sin fuente ni origen claramente definido; ni terrorismo de estado disfrazado de legalidad, estadounidense o no.

Robín dijo...

Lo cortés no quita lo valiente.




Hay pésimos historiadores; que lo enturbian todo en vez de desvelar, que es la tarea del historiador.Son los que repiten las palabras que oyen sin definirlas siquiera. Palabras para decir todo y cualquier cosa. Palabras para mentir. En general estos pésimos historiadores y peores ciudadanos aún, ni siquiera se dan cuenta de ello.
Así la supuesta ¿"revolución"? de 1640, ¿en qué fue revolución? Si estaba preparada de todas piezas por Francia ( por los futuros Richelieu y Louis XIV) para debilitar la potencia imperial de la España de entonces; quitarnos el derecho de gobernanza sobre Portugal; y finalmente quitarles el Rosellón a los **idiotas a la vez que criminales y egoístas catalanes** (exactamente igual que ahora, por otra parte) y en 1700 por decreto del rey Sol francés prohibirles la utilización escrita o hablada del catalán en cualquier transacción económica o de derecho legal; que de otra forma perdería su legalidad. Es decir que tú -u otro- llamas revolución a la ocupación de Cataluña por las tropas francesas, que tuvieron los catalanes que financiar; que pagaron a buen precio su propia invasión y que finalmente perdieron la parte francesa y los derechos y libertades que tenían en torno a su lengua y costumbres. Esta pérdida de derechos dura hasta hoy día, en Francia. Yo era partidario de descentralizar en Francia. Los catalanes de Mas me han hecho cambiar de opinión. No podemos albergar en el Noroeste peninsular, ni en ningún país de Europa a unos terroristas de región -los catalanes- amenazándonos continuamente con romper a España en pedazos sólo por el vil dinero. Ahora, evidentemente, estamos ante el "eterno retorno" del mal egoísta catalán y bien vemos que no es revolucionario. Porqué había de serlo en 1640. ¿ Sólo porque eran unos campesinos asesinos y quizá analfabetos. O porque lo djo ese pobre Marx ?
Hay que extender lo que yo llamo una buena utilización de las palabras; la necesidad de su precisión; a los campos de la Historia y de las ciencias sociales y humanas y hasta a la literatura. Por ejempolo ¿cómo es posible que se siga hablando de revolución de 1789 en Francia cuando fue claramente una **guerra civil** que llevó al imperio de Bonaparte y a la extensión de las guerras de tipo colonial por toda Europa?

La única decisión que hay que tonar ahora es saber qué se les quita esta vez a los catalanes; que escarmienten de verdad. Y que escarmienten de verdad todos los que les han ayudado, directa o indirectamente, creando el caldo de cultivo propicio. España está en peligro de desaparición, porque los vascos y gallegos y quizás hasta los valencianos están esperando su turno, ante la pasividad de los ¿"socialistas"? y la incapacidad casi total de los del PP.

http://arian-seis.blogspot.com.es/2013/10/revolucion-en-cataluna-francia-guerra.html

Anónimo dijo...

Quería decirle que los comentarios indeseables que desmerecen la calidad de su blog pueden ser anulados.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.