viernes, 14 de diciembre de 2012

Cantores por la bahía

Se me han saltado las lágrimas al ver a mis cabezos amarillos, en dos ocasiones aparecen, una por el principio y otra por el final, con su torre derruida y todo. Pero la sevillana es preciosa, de las que más me gusta bailar, siempre me emocionan. Demasiado. Siempre.
Y no me los esperaba.
He llegado casualmente a este vídeo.
Todo me lleva.
El poema camina y yo lo sigo
Cuando consiga una nueva cámara será lo primero que haga, como sea, me iré a pasar el día retratándolos. No puedo más. No puedo más. NO quiero poder más.

3 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Impresionante...

isabel gutiérrez dijo...

He bailado mentalmente la sevillana, y he sabido algo más de los cabezos amarillos de Huelva, que no conocía.

Qué cosas, igual que a mí me hacen llorar canciones como "Ya se van los pastores...", de las tierras leonesas, a tí te emocionan las sevillanas. Para que luego digan que la tierra no hace al monje.

Besos

Isolda dijo...

Esa sevillana es de las más emocionantes de los Cantores. Con ese rito lento como de olas que van y vienen. (Me robaron el cassette del coche, como tantos otros; ya sé que se encuentra todo en youube, pero no es lo mismo) Besos, Sófía.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.