martes, 22 de noviembre de 2011

Estomatología

(Correcciones "El muriente")


Estomatología


I
Digieres no saber
de qué hablas, y así,
al encuentro cruel,
cruenta boca, el estómago crudo
parlotea por los nudos
de tu lengua tiempo aliento
de mí y de un presente
que no logro abrazar
o abarcar.


II
cuánto completo
y cóncavo hueco convoca
no poder digerir
mi propio estómago:
hablar.


III
tendré que no decir al sol
en el hálito sin aviso de suelo,
en el implícito asomo al vacío
salto de mi estómago a la huella
en el instante preciso
en que la palabra queda
sin habla.


(Sofía Serra)

4 comentarios:

Raúl Campos dijo...

Siento no poder leerte todo lo que me gustaría. Estoy aquí y allí.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Algún día me especificarás dónde es ese allí..:)
Un beso

Eva Márquez dijo...

Sofía, cuando se quiere a alguien y la amistad hace presencia entre los huecos de las palabras, éstas a veces quedan viciadas o distorsionadas... aunque en muchas otras veces (como puede ser esta ocasión) exista una gran verdad implcíta en dichas palabras; tú fuiste la primera persona anónima y desconocida que llegó a mis letras, a mi primer tropiezo en papel con esto de la literatura poética, y sin lugar a dudas, has sido y continúas siendo mi primera gran satisfacción y mi gran hallazgo... gracias a aquel libro nos conocimos como personas, empatizamos como mujeres y nos acompañamos a diario (vía correo) como almas que lleva el diablo... y gracias a ti, este segundo libro ve la luz con una de las portadas más preciosas y selectivas que podría haber imaginado mi mente; sin tus consejos sobre fotografía, sin tus acertadas instrucciones sobre cómo atraer la mirada de la modelo, y especialmente gracias a tu saber mirar más allá del verso, del alma y de todo contenido adverso e inverso que implica un poemario, me diste un diseño de portada que ha resultado ser: la segunda mejor de las satisfacciones que esta proeza de escribir poesía me ha dado.

Este logro es tan tuyo como mío, y tan mío como de mi hermana (la modelo y protagonista) y tan de ella como de tantas mujeres anónimas a las que deben llegar los poemas y versos que lo componen;

de nuevo y hasta la saciedad te diré: gracias,
y Te quiero..

Eva Márquez (cariño he intentado dejarte este comentario en tu blog de la Fuente, pero no me deja el sistema y no sé porqué)

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias por esta presencia tuya, Eva. Ya sabes que estas palabras tuyas han saltado en "la fuente" también, pero no las elimino de aquí así me torturen. Si doble, dos veces bueno.
Estamos hambrientos de bálsamos. Gracias por este tuyo, buena poeta y amiga.
Un beso

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.