martes, 25 de mayo de 2010

Canto profano ante un Cristo sevillano

La iconografía que fundamenta  una hermosa talla del Cristo del Amor que se expone en la Iglesia del Salvador de Sevilla (sobre septiembre anduve fotografiándola), fue uno de los conocimientos adquiridos que más impresionaron a ésta que suscribe que en su momento estudió Historia del Arte. Se trata de una bellísima escultura en madera policromada representando a Cristo en la cruz realizada por el imaginero Juan de Mesa, en el siglo XVII.  A los pies de la cruz,  y éste es el detalle, aparece un pelícano con sus dos polluelos. El ave está picándose el pecho para así conseguir hacerlo sangrar y  de esta forma, lograr que  sus crías puedan saciar su hambre. Es el símbolo del Amor. Para quien se haya acercado alguna vez a lo que hago, no resultará extraño pues encontrar este ave rondando  por mis poemas, aunque en éste precisamente no aparezca, :). Otras cosas, otras luces, siempre dos, y la fuente, siempre una que ronda y ronda por lo mismo siempre...



Amor a dos luces (Canto profano ante un Cristo sevillano, o dos)

Si la verdad siempre verde, siempre amor.
Si tú, Amor, canto solar de la noche clara y rosa...
Si yo me hago en tu boca de vida, flor sagrada,
princesa mía del amor y de la muerte tan hermosa,
de la buena muerte y del Amor...
Si yo, Amor, ¡que para tu mar yo soy!
Si tú, Amor, que para tu mar tan mío
ya florezco en playa tuya arribando al espejo de la rubia arena...
Si yo, Amor, para ese mar tan grande,
para este mar tranquilo,
y para el mar en tus caracolas rizando el aire al ritmo de la marea...
Si tú...si yo...
Si vida y pecho abierto...
Si llaga, tierra y flores,
si fuente y agua clara, si sol y dicho amor...
Si yo, si tú, si juntos y a dos luces...

¡Ah!,
...¡Ya la fuente riega risa y recorre los veneros proclamando algarabía de verso bajo el cielo!
Ya... si tú, si yo... es que somos la hermosa imagen de la llaga bella.

Sofía Serra, 24 mayo 2010

3 comentarios:

La profecía del silencio dijo...

Me has dejado sin palabas, bueno o con dos palabras que diría aquél.
IM-PRESIONANTE.
Me tomo la libertad de ponerlo en mi muro de cara libro para que todos mis amigos disfruten de esta maravilla.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias, Ágel, :)))..qué me alegra que te haya gustado, es que la iglesia del salvador ahh, amigo, es MUY TUYA...:)))
Un besazo

Anónimo dijo...

Muy buena. Ya casi prefiero oírlas a leerlas. Felicidades!!!!

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.