jueves, 20 de noviembre de 2014

La blanca paloma (o el rocío)

La blanca paloma (o el rocío)

va y se gusta venganeando
no sé si una parra
o la tal astarté que sembró
posaderas acá en las dunas.
De aquella vez a cuando
el viento la rastrilla,
el lujurioso encanto usa
polvo de arena entrecruzándose
con el azul dominante
aunque nieve volando.

Algo me descuella
al verte venir.
la túnica con la que me vistieron
los pájaros hace aguas, se desnuda
rociándose toda ella la-
mentando la piel
que me cubría.

comencemos por este debatir
en primera línea tu labio
me indica averiguarte,
sobre-salir dentro
de tu boca.

Que me bebas.

2 comentarios:

Fred. dijo...

Siempre me fascinaron las palomas que zurean en los altos alminares de Sevilla.
Hermoso, Sofía.

Sofía Serra Giraldez dijo...

Qué alegría verte por aquí, querido Fred. Sé bienvenido a esta tu casa. Contar con tu palabra en este espacio (tus bellísimas palabras) me hacen esperanzarme en la supervivencia del mismo.
Muchísimas gracias por tan hermoso comentario.
Un abrazo.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.