viernes, 31 de mayo de 2013

El Arte

No es necesaria la instrucción, la explicación. El único hallazgo válido es el que se realiza por uno mismo. Todo lo demás sobra. Banalidades. Vanas palabras. La explicación no es un lujo. La explicación es innecesaria.
Es gerundio del nombre de olvido.
No conseguís aprenderlo nunca. Así nos va. La sensibilidad y la creatividad no están reñidas con la inteligencia, sino que se inter-alimentan. A mayor grado de inteligencia, mayor grado de percepción (no es otra cosa la sensibilidad) y mayor capacidad de abstracción (y viceversa) para, a través de los sentidos y mediante el análisis intelectual intuitivo y racional, ser capaces de llegar a la “conclusión”: the fact, el hecho, el gesto, el acto, la obra.
El Arte, ¿qué es el Arte?, la gran pregunta que todos se han hecho. Que yo misma me he hecho toda la vida, lograr definirlo. Hace cien días que tengo la respuesta pero no la escribo. Quizás me detiene el miedo a acabar. Pero por otro lado estoy deseando hacerlo. Acabar. ¿Qué sucederá tras su expulsión? Sólo hay una forma de saberlo.
Arte es todo lo que el hombre hace para hacer visible a la esencia en esta costra dura de la nomenclatura, inmanente, no sólo transparentarla como hace el pensamiento o la investigación científica. El Arte es la única forma de vida, la única forma de ser ser vivo como ser humano completo, es decir, el medio que el hombre construye, el ejercicio que el ser humano realiza, el único que le cabe realizar si quiere (voluntad) seguir viviendo conforme a la esencia, recordarla, no olvidar el camino que nos lleva a poder habitar ese paraíso imperdible, ese que nunca fue perdido.
Fue la literatura la que nos engañó (sin ella pretenderlo). Subvertir hasta la misma literatura, al mismo Arte, para sí llegar a la Verdad. Ese ha sido mi camino. El mismo Arte me ha dado las claves. La práctica de la poesía escrita me ha llevado al conocimiento de la Verdad, aunque la intuí antes en mis años de no escritura. La practiqué vitalmente antes de decidirme a registrar.
Fin de este continuum que ha sido hasta ahora este blog.

4 comentarios:

mónica pía dijo...

Sí fue un lujo el continuum que ha sido hasta ahora este blog... la explicación es innecesaria... Por otra parte, como dices tú y Empédocles: "hasta dos veces, si fuera necesario, hay que repetir lo que es hermoso", por tanto quedaré a la espera...

un cariño grande!

Robín dijo...

¿ Y así me dejas solo e indefenso ?

Robín dijo...

El arte, más que individualismo, es solidaridad. Individual; no colectiva.

Amando García Nuño dijo...

Desasosiego, es la sensación que me queda. Y estupor hereje. Sentirme engañado por la literatura no me resulta preocupante, tengo la sensación de estar siendo manejado por mis propios deseos. Me jibariza más, quizá porque siempre he vivido acunado en preguntas, encontrar una respuesta. No creo que yo lo pudiera soportar.
En todo caso, seguiré con atención, desde mi atónito observatorio, los nuevos derroteros de este blog. Nunca dejarás de subyugarme.
Un abrazo especial

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.