sábado, 19 de mayo de 2012

Proyecto editorial VI: Como agua de mayo

(Del blog que aún no sabemos si algún día será)

Estoy muy contenta, a pesar de que de pronto se ha puesto a llover (y tal vez por eso también), cuando a las cinco de la mañana  estaba despejado. Ya está casi terminada la página de la editorial. ¡Por fin! Después de creo que dos meses de trabajo y casi in-aliento, vamos respirando, el proyecto ha ido tomando cuerpo allá, y mi sensación es que ya no le queda apenas nada, pequeños detalles, muy pequeños detalles. Lo único que sucede es que somos dos personas tan minuciosas que cuando el "pero" no sale del otro, sale del uno mismo, pero ya hemos hablado de poner fecha de apertura.
Queremos abrirla con un liblog ya publicado. Al principio pensamos en planteárselo a algunos autores, pero después nos hemos decidido por sacar a alguien "antiguo" (aún no puedo decir quién será, ;), pero os aseguro que es un proyecto precioso).  Hemos pensado que ésta era mejor opción porque contamos con un colaborador espontáneo de primera talla para elaborar el prólogo que reflejará... aún no sé que reflejará, pero sí que no será un prólogo cualquiera, porque su estudioso no es ni un inevestigador cualquiera ni un poeta cualquiera. También decantándonos por esta opción evitábamos ser injustos, al beneficiar a algún autor y no a otros, pues es cierto que cada liblog editado y publicado no será gratuito.  Este primero sí queríamos que fuera así. "Sólo" queda el trabajo de comenzar a elaborar el propio liblog su plantilla, subida de texto, edición, elaboración de portada, etc... en fin, que calculo que para otro mes más dará el plazo de espera.
Se nos plantea la duda de si acompañar a la página con un "blog" al uso. Ambos llevamos muchas cosas para adelante y no queremos vernos incapaces para poder llevarlo como es debido, pero creemos que sin el blog-blog la página parecerá "menos humana", así que es probable que nos decidamos por sacarlo a la vez. No obstante estar, está, éste, y con algunas entradas hechas, si bien es cierto que durante este último mes, lo hemos frenado, justo, claro, cuando más enfrascados en la elaboración de la propia página hemos estado. Pensamos incluso en abrir el blog antes de abrir la propia página, pero esto son cosas que aún tenemos que decidir.
En fin, que estoy muy contenta como decía al principio. Llueve en Sevilla, en Tijuana creo que no, allá es de noche y aquí amanece. A veces nos he sentido como, si no guardas  del mundo, sí serenos de la noche  o veladores del buen dormir y descanso del otro.
Sí, el trabajo está siendo esforzado, muy esforzado.
Y es cierto que aún no sabemos si habrá merecido la pena, es cierto.
Pero al menos contamos con haber sabido trabajar juntos para un proyecto, y eso, para dos personas siempre hechas a trabajar por solitario, no ser amigos de "multitudes" y vivir a no sé cuántos miles de kms de distancia el uno del otro, creemos que ya es mucho.

De noche y día queda poco para que abra, aunque llueva. Y llueve en mayo. 

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.