sábado, 26 de mayo de 2012

Es peso de la historia (el peso de la historia)

Es peso de la historia (el peso de la historia)


sobre tu lomo
tan blando y deslamido
el alma endurece como 
un bastión alejado,
que de qué
sirve su único lamento
de salve y solitaria magnífica
más que para amortiguar
las olas confusas
del miedo en los oídos.
tan lejos te ahuyenté
que ya no queda
relieve del agua
al que asirme.
escalo esta horizontal
de piedra mojada.
Mis yemas florecen en el grito.
mas son los de ellas
ajenos a la estación primera.


No hay primavera
que vomite una perséfone
dormida por los siglos
que unos y otros unos
tras otros quienes
delante de quienes
llevamos a cuestas
dormidos por los siglos
de nuestras venas
sin amén.

Sofía Serra (De Suroeste)

4 comentarios:

Leonardo B. dijo...

[adormecidos pelo canto dos cantos da história que nos trouxe a centelha do tempo, a cada uma das nossas artérias,

raramente quedamos que "atrás dos tempos, vêm tempos", e desses, não existem mais Perséfones por inventar,

«No hay primavera
que vomite una perséfone...»]

Claro, límpido, belo!

Um imenso abraço, Amiga Sofía

Leonardo B.

Cesar Ojeda dijo...

Precioso Sofía, sigue así. Abrazos.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Muy agradecida por tus palabras, Leonardo, y por tu presencia.
Recibe un cálido abrazo.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias por tu visita y tu ánimo, César, :)
Muchos besos

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.