viernes, 16 de julio de 2010

Cae la noche

Retomo tema con el que inicié este poemario que no sé cuándo concluirá. Tal vez sea la señal que espero para disponerme a intentar callar durante un tiempo. Tengo tanto por corregir de lo escrito este año que como no lo haga ya me da la sensación el ordenador lo engullirá convirtiendo en bits lo que ya mi cerebro decodificó antes, :).
O no, simplemente no sea la señal.
Ya veremos.


Título de la fotografía: Cae la noche


Mañana


Hoy abriré el jardín en voz baja desde mis manos./
Mimo el aire dócil/
con aroma de voz caliente del lecho nocturno recién concedido/
al fresco de la mañana./
Poema voz sobre estas palabras, sólo voz depositada en la tersura/
de tus yemas, capullos/
acariciados con labios-músculos reflejos del otro
(el que golpea con palabra de poema)/
que evidencia beso de mi aliento/
a tus dedos... tus dedos, extensiones terminales/
y primigenias de tu centro/
que sé quieres vivirlo, que sé lo logras, que sé lo vives./
Dentro de mí/
construyes tu alta torre,/
señor de tus dominios,/
sol de mediodía./


Me como las uñas y el estómago por dentro:/
¿Tengo hambre?/
Tengo pensamiento que desciende a través del alambre que sostiene,/
por tan sólo un hilo de cobre,/
a mi pecho sobre el precipicio del horizonte coloreado/
por falta de, a dios gracias, luz./
Cae la noche./
Hoy ya, que no es ya, sino mañana, los sueños despiertan:/
Cae el cielo./

Sofía Serra, 15 Julio 2010

(A lo largo del día intentaré grabarlo en audio; ahora mismo, imposible. Balcones deben estar abiertos a esta hora de la mañana para que los habitáculos se refresquen (aprovechando la bajada de la temperatura que la noche , y sobre todo el amanecer, comporta) antes de que el calor inunde las calles, ahora más pobladas por los ruidos de las motocicletas, los automóviles, las personas que aclaran sus gargantas... Vivir en una estrecha, aunque larga,  calle del casco antiguo de Sevilla conlleva en verano sobre todo eso mismo, un casi vivir en plena calle, :)

3 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Pezo de poema.
Habrá que acabar esos poemarios. En eso andamos.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Peazo, ay

Sofía Serra Giráldez dijo...

:))), gracias, José.
Tú no te reocuoes, yo soy peor todavía con el teclado ¿ves ese preocupes?..jejeje
BESOS

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.