miércoles, 21 de abril de 2010

Sólosol




Sólosol

Voy a morir para mejor nacer./
Voy a dormir para verte hacer./
Yo soy sólo luz, amor./
Soy la que soy sin ahuyentes, soy la fuente viva que consumo y abastezco día a día/
desde mis fosas nasales hasta mi matriz siempre llena y anhelante/
de alma rústica y bomba corazón que riega las células cualesquiera/
con sangre y  agua y sales de mí/
nula yerba, débil árbol/
sin raíz de parte a parte de simiente inasible/
de sol símil de sial, alumbrado por aquellos nifes expandidos que cantaron por su boca/
a tus ramas secas de abandono de ultraje por interna tierra./
Tan alta te llego,/
tan alta, te abarco y te escarbo,/
con mis manos y con mi frente,/
que de fuerzas de acero convertidas en sangre madre, como Lobezno/
me integro y me subvierto en la palpitante/
loba que me subyace a todas horas,/
de tiempo a tiempo, gravitacional en sí misma, llena y correspondiente, no con uno, sino con los cinco mil millones./

Como aurora, como aurora./
Como noche, como noche./

Como atmósfera dando aire a todo el orbe./
Libre sol, libre alba soy en osadía en esta tierra tierna y llena de memoria y descuidos, tan humana en su nife, tan caliente, tan salobre/
que te saca de sus sales y pasto del azogue seas, por seco/
y por semi-divino venido a menos./
Yo peleo por lo que no tiene nombre que no es fluir que no es amor que no es verso,/
es y llegar, es sin futuro que ya sea, que sólo salgo, ¡sal!,/
sólo cenizas filtro embriagadas de marinos vientos/
al sin lugar y con tiempo sin velocidad de presencia salvo cuando estáis.
Yo sólosol amo  lo que no puede nombrarme.

(Sofía Serra 18 abril 2010)

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.