martes, 2 de marzo de 2010

Lo kitsch en la fotografía actual


Título de la fotografía: Fanal


Remake sobre una fotografía que hice en 2005, ahora que he podido hacerme con un programa de esos que las "envejecen".

Por muy atractivo que resulte, la verdad es que no nos entiendo. Así que, ya que conseguimos una técnica que trasplanta la realidad  en forma de fotografías con una verosimilitud asombrosa, ahora nos da por darle apariencia de ajado a las mismas sin que el tiempo haya pasado por ellas, o lo que es peor, sin que esa imagen haya figurado en soporte físico (película o papel) que es el que sufre el paso del tiempo que ese tipo de programas simula. Hay un mucho de arte kitsch en ello, intentando darle solera a algo que dificilmente puede tenerla, pues la fotografía digital lleva pocos años aún. Las "madres" de los vinos necesitan decenas de ellos para poder hacerse.

Ahora bien, es un proceso técnico más, como cualquier otro. Bien asimilado puede usarse como un recurso más. Contar con él para transmitir lo que se pretenda conceptualmente hablando.

Aquí sólo va una prueba de uso para hacerme con el programa. Eso sí, he escogido una fotografía antigua, por si acaso, no fuera a ser que mis neuronas estallasen.

Siempre he entendido el vocablo Kitsch como sólo aplicable a elementos de la cultura que tengan que ver con el arte. Lo kitsch no es sinónimo de cutre o rancio. Lo kitsch surge al acudir a tipos de estéticas que imprimen valoración positiva a una obra actual porque en su momento la tal estética ocupó escenario de primer orden. Así se intenta dotar de "prestigio" a algo que tal vez, sólo tal vez, puede no tenerlo, por carecer de "autenticidad".  Habría que extenderse entonces en la valoración de lo auténtico y su signifcación. Algo "auténtico" desde luego no es algo "antiguo", pero sí genuino, originario, primigenio. Confusión, una vez más confusión de conceptos.

Sin embargo, y en un aparte, me pregunto si el avance en la cultura del hombre no proviene sino no más que de una y otra vez procesos potenciados por el resorte de lo kitsch en el cerebro humano, algo así como una danza, dos pasos para adelante y uno para atrás para recoger y poder volver a avanzar dos pasos.

Una forma de asimilación de "memorias", un aprehendernos a nosotros mismos, una muestra más del mito del eterno retorno sobre la espiral del conocimiento.

Enlace de wikipedia sobre lo kitsch. Como se puede comprobar, para todos los gustos.

La protagonista de la fotografía, una flor blanca de malva real.
Aquí, otra fotografía sobre "mis" malvas reales, del 2008 ésta. Corrijo título sobre la marcha: Alma-lva en flor (real)

1 comentario:

Sofía Serra Giráldez dijo...

Ahora que la "veo" le cambiaría el título, la titularía ameba ...no...medusa...no, ¿cómo se llaman?..ya, "anémona terrestre", habría intentado darle otro tono de matiz a las manchas del filtro de lo antiguo, algo que me remitiera a lo sinuoso y tal vez azul celeste, como cuando filman bajo el agua...nada que ver con "lo antiguo" del filtro usado, está claro.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.