viernes, 19 de junio de 2009

Sevilla

(Título de la fotografía: Atardecer en Sevilla)


(Tal como te guardé en mi recuerdo ahora que reapareces)

Sevilla


No quiero hablar de ti,
ciudad,
porque si te nombro,
te olvido como tantos otros,
...como todos tus fieles hijos...
Y yo me ahuyento de tu recuerdo,
y me velo con tu cielo,
¡por mi duelo!,
por esconderte en la robusta tierra de donde nacida,
te dan tumba.
Te pintaré
con las nubes de tu alma gris, amasándote sobre la certeza de mi conocimiento.
Enlosaré tus calles con los tacones
que en mis pasos quebré en tus charcos,
en tus rubias tardes,
en tu alma de doble faz, azul y blanca,
interpuesta a mis ojos y sus llantos.
Escalaré por tus ladrillos
ablandando con mi mejilla, pegada a ti,
los vértices fríos de la luz sin pausa, de la horma caballeresca,
de la risa sin sonido de las bocas de tus mal llamadas hijas.
Abandonaré, al desconcierto,
los mil recuerdos que entre tus hojas de verde primaveral revolotean.
Y lameré tu agua,
beberé el fresco de tu piel naranja,
de tu solana amanecida,
de tus paraísos veraniegos
musicados en mis sienes celestes.
Te alimentaré con tu olor caliente y leve,
con tu aroma de yerbabuena amarga.
Sucumbiré contigo plena, manifiesta y llana.
Como tú.
...tu nombre es obvio,
pero tu vida, tu vida sólo se encarna en los centros,
...en los centros de algún corazón rojo de puro duelo.

(Sofía Serra 2002)

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.