martes, 28 de abril de 2009

Ekoglé (Égloga)


(Título de la fotografía: Staccato)



Con mis seis liras te saludo,
ya que olvido, dudosa ante el rencuentro,
tu fisonomía de diosa templada, y te confundo,
en expectativa valedera,
con la rasante quimera de la faz iluminada.


Ya llegas espléndida,
soberana, triunfante, desdeñosa,
que, más que diosa viva,
pareces la rumbosa
ciega para todas las almas rotas.


Ya igualas con el alba
los dones de la luz, clara calma y una,
erigiendo soflamas
de bellezas que abundan
en senos que sólo el rocío inunda.


Ante tu desperezo
matutino, vestida del violeta
al rosa con pertrecho,
silene molinera,
mi boca con agua y miel alimentas.


Al sol de mediodía,
plena de amarillo diente de león,
ciegas mis dos vías
presas de urgente clamor
por tu gemela, abiertas al calor.

Y en la azul vespertina
hasta el morado lirio llegas, clavo
en la tierra, cisma
de mi tiempo y llanto,
preparando el alma para la dicha.

Cada noche hablas tú
en solitario descanso sonoro,
ya acunada al albur
de tus brazos ruidosos
y oscuros, vivos, en húmedo alud.

(Sofía Serra)

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.