lunes, 21 de agosto de 2017

Dos o tres motivos por los que el plástico debería estar mejor valorado



Petr-óleo

Desde lo pútrido y lento
llega el plástico incólume,
su perfil anatómico
de adelantamiento.

Guardo un secreto
con un acebuche dentro,
con esquejes lo injerto
de olivo gordal y grueso
y tan joven tronco
se extingue
tras las ramas y las hojas
para dar
paso a perlas de aceite
y piedra:

El plástico es el poema
del Hombre, de la vertical
comedia del planeta
nace el tiempo del extinto árbol
y hasta el cielo construimos
nuestro natural presente a cubierto.

(De "En-clave de árboles")


martes, 8 de agosto de 2017

Cuatro pozos (o gozos) para un Poema para Agosto






Poema para Agosto

siniestro e indoloro cautivando
el obsequio, madreperla
benevolente culminando
la hechura de la vasija
desde el barro, limo y centinelas
bajo las palmeras de este oasis
zurdo y regalado.
Las chumberas multiplican
higos verdes: este justo verano
terminará por endiosarse
con la aureola del agosto
arenoso y libre.

Y cuánto sueño duerme
bajo las ojeras de tus testículos
tan jadeantes. Ellos piensan púdicos
y sosegados por la espera
de mis manos, y no habrá
un solo vino que desechen
cuando sed a solas manen,
cuando yo te hable
del fango y de la sangre
volverán las heladas fuentes
a derretir el blanco mármol
en la verdina fresca de mi pozo,
esa luz redonda que cultiva
el agua liberando el milagro
de los panes y los peces
en el desierto.

(De "La dosis y la desmedida")

martes, 1 de agosto de 2017

Me voy de viaje



La diletante
(De viaje visitando monumentos)

En este simulacro exilio
me permite el lienzo
reconocer mis pasos.
Hasta en los canales crece
para recordarme de donde vengo,
nunca hacia donde vamos.

En esta sutil agonía
que es la vida venero
tus tristes luces de hojaldre
que se hunde. Tan pesada la carga
que soportan tus láminas, tus
mil palacios de carne, tu
luz de los esperados
puentes beben de mi
aire maternal y el afrodisíaco
perfume de su celo
de hembra, mar de tu alumbre
y de mi ausencia sobre ti.

Colmo leones como
blando espada
blanda contra
las dulces venencias
de las gotas de agua
sobre la yerba,
el monumental —se erige
todos los días— nutriente
que la naturaleza nos favorece.

El verde es su color.
También el de la vida.

De "En-clave de árboles")
 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.