jueves, 25 de diciembre de 2014

Paisaje para Navidad

Paisaje para Navidad

La impaz sonora
y el gélido viento,
la tempestad asaltando
los cuellos de las avestruces
pálidos y escuálidos cimbrean
el aire y ya el suelo
con sus ojos enterrados,
al fondo
el paisaje de la montaña
donde se aposenta la ruin
y verdosa
anatomía de tu silencio,
pueblo mancha o escalada
con los dedos,
tomarte
y desplazarte hasta el valle
al pie del monte,
belén viviente eres.

Y las avestruces ordenan,
desafiantes ellas ya,
al viento con sus cabezas
fuera de tierra, y sus cuellos.

1 comentario:

Robín dijo...

Hola, pasaba por aquí. Los teléfonos escasean y no lo pude resistir :

Aspiro a elevar a la matemática a rango filosófico de bella arte. En contra estoy de los desgraciados -y reduccionistas- cientistas que sólo ven ciencia como principio y ciencia aún como final sin más (y sin Mas); no teneiendo en cuenta la cantidad ingente de dioses que andan sueltos maniobrando por ahí.

https://www.youtube.com/watch?v=s0MAFJgu5mo

He aquí un problemilla inspirado de EL País de estas navidades. Pobres socialistas y su prensa, tan cerca del sedicioso Mas y tan lejos de Dios...

**Hallar una solución al problema de T bolas, B blancas y R rojas contenidas en una bolsa, que se quiere determinar su cantidad para que la probabilidad de extraer 2 bolas blancas una tras otra, en sólo dos intentos, sea exactamente el doble que el de extraer 2 bolas rojas un atras otra, en sólo dos intentos : P(2 bolas blancas) = 2P(2 bolas rojas) y que P(2 bolas blancas) = 1 / r, con r entero.**


 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.