lunes, 26 de mayo de 2014

De pie bajo el alcornoque

De pie bajo el alcornoque

Día de sueño para dormir
a la sombra del alcornoque,
la habitación se estremece
con cada brote de bellota.
Tan tiernos maman del aire
tan duro hijo de mis carnes
cuando pienso en tumbarme
sobre su hojarasca puntiaguda
y sus velas iluminadas
con verdes durante el amarillo.

Menos mal que una tumba
posa su peso bajo sus ramas.
A la muerte, a la Gran Madre,
veneramos con cada piedra
que amontonamos
sobre el cuerpo muerto
de un afecto vivo.

1 comentario:

Amando García Nuño dijo...

Se está bien, así, tumbados a la sombra del alcornoque. Tan muertos, tan muertos, que parecemos dormidos sobre la hojarasca.
Abrazos, siempre

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.