martes, 8 de abril de 2014

Rumbo sur

Rumbo sur

son tus espaldas azules y tu nuca morena,
siempre pudientes, las que veo rozar
el negro del vacío. no te mueves.
No te das
la vuelta.

Y el mar pertrechado en el mar
vacío hacia donde vuelves tus ojos
con tu cabeza demudada en sonrisa
vulnerable, vuelven
las dulces patrias
a la bienvenida otoñal,
a la lugareña costumbre
de habitar la arena (como
habita la poesía)
antes de tiempo,
antes de que el mar
la cubra o la ame
antes de la hazaña
de darnos
por vencidos
cuando no hay sentimiento
de victoria
tuya ni de mí,
el Nadie
con derrota endogástrica.
Como la de los erizos
vueltos del derecho,
con el estómago naranja
a salvo y protegido
ya en la otra playa,
al filo del mismo mar.

Ya se alimentan por sí mismos
sin autodigerirse.

Las campanas lo proclaman,
metodizan la prueba fe-haciente
: todo vuelve a su origen.
Es primavera tal como tañe
esta tarde melodiza
este mes de norte
disarmónico
componiendo el sur
con rumbo primaveral.

1 comentario:

Robín dijo...

Lo que más sorprende es la falta tremenda, terrible, de universalidad de los estadounidenses -que no exclusivamente americanos, puesto que americanos son también desde el sur del río Grande en la frontera Tejas/Méjico, hasta la Patagonia. La luna es de todos -incluyendo a los lunáticos (¿lunátiles ...?) - y no sólo de los Noroesteños Ultramarinos escindidos de inglaterra. Hubiera sido de esperar que si los soviéticos hubieran llegado antes por medios mecánicos al satélite único y natural; es decir hubieran dispuesto de mucho más dinero del que disponían comúnmente (¿comunistamente?...), la bandera hubiero sido una que representase a la Tierra entera. Y no a una de sus partes sólo; no han de ser tan desacertadamente y egoístamente nacionalistas los estadounidenses; el ultra nacionalismo sobra, está de Mas...; que me perdone el amigo americano, no hablemos ya del catalán que se ha vuelto loco- que hay también que criticar, no dejar solos... que cometen tonterías, que no piensan con suficiencia y hacen daño inútilmente.
Entonces es que ambos se olvidaron de lo esencial; que no puede ser una sola nación, por muy brillante, extensa geográficamente, poderosa militarmente y económicamente que esta sea, la que gana una carrera ciéntifico-tecnológica; que los logros son relativos, reposan sobre los descubrimientos que hicieron inumerables otros hombres en otras longitudes, en otros tiempos; los hombros de gigantes sobre los que se encaramaba Newton, para ver algo más lejos. Lo que me preocupa ahora grandemente son los locos enanos catalanes, amenazando de implosión Europa y luego el mundo entero, por una cuestión de insolidaridad, egoísmo, pensar sólo en el vil sucio dinero. Los catalanes están iniciando una reacción en cadena en que desmembrarán a Francia , Alemania, Italia, Reino Unido en cien pedazos cortos y luego también Estados Unidos, China y Rusia. En que tendremos por fuerza que hablar/ lidiar con Alsacia, Bretaña, Provenza, Bearn, Vasquia, Piamonte, Sicilia, Lombardía, Baviera, Sajonia, País de Gales, California, Tejas e Illinois; independentes reinos de Taifás. El mundo roto en pedazos, repleto de nuevos egoísmos , de nuevas y cruentas guerras por culpa de la locura, el ansia de dinero fácil sin fin de los catalanes continuadores de la insensatez criminal de ETA. Yo ya boicoteo sus productos en los supermercados. Sólo compro productos que no sean catalanes. Animo a todos a hacerlo desde ya. El aceite de oliva, compradlo Andaluz o Navarro o Extremeño. No compreís fuet ni viandas catalanas ni vinos ni cavas ni pizzas siquiera si son catalanas. No se juega con el crimen ni con las guerras que van a venir por la terrible insolidaridad de los enanos del noroeste de la península española que tanto creen que son más que nosotros.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.